Escucha esta nota aquí

El Club de Ginebra (CdG) emitió un pronunciamiento público, donde solicitó al presidente Luis Arce parar con la persecución política y observó una “fragilidad” en el sistema judicial, demandando que se respeten los derechos humanos de los acusados por el supuesto golpe de Estado.

El CdG es una asociación creada para contribuir al desarrollo de Bolivia, viviendo juntos en paz y buscando la prosperidad para todos. Cumpliendo, con este propósito, esta organización expresó su preocupación por las detenciones de las exautoridades del Gobierno de transición.

“Este sentimiento nos lleva a lanzar un grito de alerta en defensa de la democracia y de la estabilidad del país. Sólo una justicia independiente e imparcial y un ejercicio del poder respetuoso del estado de derecho permitirán una coexistencia pacífica entre todos los bolivianos, cualquiera sea nuestra orientación política”, dice la nota.

La asociación de Ginebra recordó al presidente Arce y al vicepresidente, David Choquehuanca, que juraron hacer cumplir las leyes de la Constitución Política del Estado y se comprometieron a construir un país “sin división, sin odio, sin racismo y discriminación entre compatriotas, evitando la persecución a la libertad de expresión y la judicialización de la política”.

En el comunicado oficial también se denuncia el trato “inhumano y oscuro” que está sufriendo la expresidenta, Jeanine Añez, sin respetar sus derechos.

Asimismo, el CdG instó a todos los líderes políticos a sentarse en una mesa de diálogo para buscar una solución consensuada para evitar tensiones que vayan en contra de la pacíficación del país.

“Que ambas alas del cóndor puedan por fin desplegarse para permitir ese vuelo que tanto se hace esperar. Esto solo será posible si nos centramos en puntos de convergencia y de unidad: estado de derecho, justicia, democracia, paz, escucha y confraternidad”, pide el Club de Ginebra.

Comentarios