Escucha esta nota aquí

El Comité Ejecutivo de la Central Obrera Boliviana (COB) determinó este viernes dar un cuarto intermedio en las movilizaciones que empezaron hace 12 días y que paralizó a gran parte del país, con bloqueos de carreteras. La decisión fue tomada un día después de que el dirigente máximo de la COB, Juan Carlos Huarachi, indicara que no se suspenderían las medidas de presión porque la fecha de las elecciones no era el único punto del pliego petitorio.

“A partir de la decisión tomada en el Comité Ejecutivo, damos un cuarto intermedio en el conflicto a nivel nacional hasta el 18 de octubre. Pero la lucha no termina, porque estamos seguros que después del 18 de octubre, (el Gobierno) no va a querer hacer la transmisión de mando”, declaró el secretario ejecutivo del ente obrero, Juan Carlos Huarachi.

A decir del dirigente, el 25 de noviembre se logró poner fin a los problemas sociales que se sucedieron luego de la renuncia del expresidente Evo Morales y la posesión del Gobierno de transición de Jeanine Áñez. Y ahora, hacían lo mismo para la "pacificación del país".

Huarachi agradeció a los movilizados “por su lucha”, que ha logrado conseguir cuatro leyes a favor de la gente pobre y se esperan otras dos normativas.

Atentado a la sede de la COB

El dirigente obrero habló también del atentado que sufrieron las instalaciones de la Central Obrera Boliviana en la ciudad de La Paz, la noche del jueves. Responsabilizó al Gobierno.

“Ayer (jueves) se promulgó la ley (1315) para las Elecciones Generales 2020, haciendo ver que están pacificando el país, pero atentado contra la COB, contra una institución obrera reconocida ¿A eso le llaman pacificar? Hoy, el país al no ser atendido, está haciendo conocer su voz de protesta, sujeto a ser rebasados por grupos de choque, armados, amenazan a nuestros bloqueadores. Hay heridos, detenidos, dirigentes perseguidos ¿Esto es democracia? Pedimos  garantías”, expresó Huarachi.

Ley 1315

El jueves, luego de la aprobación de la Asamblea Legislativa, la presidenta Áñez promulgó de inmediato la Ley 1315 (Ley Modificatoria de la Ley 1297 de postergación de las Elecciones Generales 2020, modificada por Ley 1304).

La normativa amplía el plazo para la realización de las elecciones generales 2020, a 168 días computables a partir del 3 de mayo de 2020, por lo que el plazo máximo para la realización de las elecciones será hasta el domingo 18 de octubre de 2020.

Añade, además, que el Ministerio Público de oficio, iniciará proceso penal contra quienes, por cualquier medio, pretendan cambiar o cambien la fecha definitiva, impostergable e inamovible de las Elecciones Generales a realizarse hasta el domingo 18 de octubre de 2020.

Establece que el Órgano Ejecutivo garantizará los recursos económicos necesarios para que el Tribunal Supremo Electoral lleve adelante el proceso electoral.