Escucha esta nota aquí

Después de dos años el Presidente del Estado y la cúpula de la Central Obrera Boliviana (COB)  marcharon juntos retomando las buenas relaciones entre los cobistas y el Órgano Ejecutivo del país. Luis Arce olvidó que Juan Carlos Huarachi pidió la renuncia de Evo Morales en noviembre de 2019 y que el mandato del líder cobista fue ampliado en marzo de 2020, cuando la pandemia no había llegado a Bolivia.


“Todos tenemos que unirnos y ponernos la camiseta para sacar adelante nuestro país. Eso es lo más importante, los trabajadores no solamente somos salarialistas, también velamos por la estabilidad económica del país, pero hoy tenemos que reafirmar un compromiso de garantizar la estabilidad política a la cabeza de nuestro presidente y vicepresidente”, dijo Huarachi en el acto de conmemoración del Díadel Trabajo en Santa Cruz.


El jefe de Estado lanzó el guiño a los dirigentes laborales y les agradeció su apoyo, también les pidió unidad para defenderse de los supuestos intentos de desestabilización contra su gobierno desde los sectores opositores.


“En estos momentos, en esta coyuntura del país, también se requiere de la madurez de los trabajadores, quiero agradecer la madurez de la Central Obrera Boliviana que ha sabido comprender la situación complicada que atravesamos”, manifestó.


En 2019 el entonces Presidente Evo Morales, marchó con los cobistas en Cochabamba y fue la última vez que un mandatario estuvo en un festejo alusivo a la fecha. En 2020 no hubo marcha por el primero de mayo por la cuarentena que había decretado el Gobierno de Jeanine Áñez.


Las fechas


En esa oportunidad el líder cobista dijo que no había nada que festejar y que se debía cuidar la vida. En marzo de ese año, Huarachi impulsó un ampliado de la COB en El Alto y logró que su mandato se ampliara hasta 2022 y el Gobierno de Áñez aprobó esa ampliación. La ampliación fue aprobada el 3 de marzo, y el 12 de marzo el Gobierno emitió el decreto 4179 que declaraba emergencia nacional.


Huarachi fue uno de los dirigentes que acudió al “diálogo de pacificación”, convocado por el Gobierno de Áñez. A esas mesas concurrieron los dirigentes del pacto de unidad y de la COB donde presentaron un pliego que tampoco fue cumplido.


El pacto de unidad apoyó abiertamente al binomio del MAS Arce-Choquehuanca en las elecciones de 2020, lo que no sucedió con la COB, Huarachi no apareció en las concentraciones del MAS para sus candidatos. La reconciliación se produjo después del triunfo masista.


El 22 de enero, cuando se celebró el Día del Estado Plurinacional, Huarachi acudió a la Casa Grande y le dijo a Arce que la demanda social se atendía “con plata” y prometió apoyo al Gobierno.


El 16 de abril, cuando la COB celebró su 69 aniversario fue la primera oportunidad del reencuentro, entonces el líder cobista llamó “un afiliado más” al presidente  y le expresó su respaldo; a cambio Arce entregó cinco vehículos a los cobistas, imitando lo que hacía Evo Morales en su gestión.


Comentarios