Escucha esta nota aquí

Dos días después que la Central Obrera Boliviana (COB) diera un espaldarazo al Gobierno en la marcha del MAS, ahora cambia de bando para ponerse de lado de los trabajadores de Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares a la Navegación Aérea (Aasana), entidad que en las últimas horas fue diluida por el Ministerio de Obras Públicas. Los trabajadores lanzaron una dura advertencia.

Fue el secretario ejecutivo de la COB, Juan Carlos Huarachi, quien manifestó su molestia por las determinaciones de las autoridades nacionales y que la institución que representa  se declaró en "emergencia" solicitando una reunión con el Gobierno central para dar solución a la problemática que envuelve a las terminales aéreas del país

"Esta mañana nos hemos desayunado con un decreto. Estamos solicitando una reunión urgente con el ministro (Édgar Montaño) y con el Gobierno, para dar solución a este conflicto. No solo es Aasana, tenemos otros sectores más, como petroleros y redes de gas. Lamentamos la actitud del Gobierno. Debería consultarnos. No podemos aceptar que con un decreto despidan", apuntó Huarachi.

 "Si hay que salir a las calles, lo vamos a hacer en apoyo a nuestros compañeros de Aasana", advirtió Huarachi.

Vea las declaraciones de Huarachi:Por su parte, los extrabajadores de la administradora extinguida agradecieron el respaldo de la COB y lamentaron que el Gobierno tomara esta "mala decisión" por el hecho de defender los derechos de los funcionarios, según un reporte de Página Siete.

"A Aasana la han visto como una carga social desconociendo 54 años de vida institucional, el Gobierno está quedando muy mal por no solucionar los problemas. (...) Lamentablemente, el Gobierno ha tomado una mala decisión por el solo hecho de exigir los derechos de los trabajadores", expresó el secretario de conflictos de la ex Aasana, Lucio Parrado.

Comentarios