Escucha esta nota aquí

Anoche llevaron tres pacientes con Covid-19 al hospital de tercer nivel Hernán Messutti Ribera, que aún no ha sido inaugurado en Cobija. En los hechos, este centro quedará, durante la emergencia, como un segundo 'centro covid', debido al colapso del centro centinela Perla del Acre, que ya tiene 28 pacientes. Uno de esos pacientes es el gobernador de Pando, Luis Adolfo Flores

La población donó 30 juegos de sábanas, almohadas, oxímetros, tensiómetros y fonendoscopios para ser utilizados en el Hernán Messutti. El Rotary Club donó un gasómetro. ​Los medios de comunicación presionaron para la apertura de este centro. 

El hospital de segundo nivel Roberto Galindo también está saturado. Más de 50 integrantes del equipo de salud han sido aislados por sospechas de Covid-19. La vicegobernadora, Paola Terrazas, dijo que se convocará a médicos voluntarios que ya fueron contactados. 

Estos médicos comenzarán a atender en los domicilios, puesto que mañana termina el rastrillaje, que empezó hace una semana con el encapsulamiento de la capital pandina. 

Desde las 18:00 de hoy hubo una reunión en Zoom de la Sociedad Científica de Pando para hablar de los tratamientos que han sido más exitosos en el vecino Brasil y en otros lugares. Con esos protocolos puestos en común, se continuará con la atención a los vecinos. 

En esa misma reunión virtual se hablará de los equipos necesarios para empezar a obtener plasma hiperinmune en el Banco de Sangre. En cuanto a los respiradores, la vicegobernadora dijo que hay cinco, pero necesitan entre 15 y 20 más. El Ministerio de Salud se ha comprometido a dotar más. 

La pandemia tuvo como telón de fondo estos días la acusación de acoso político que hizo la vicegobernadora contra el gobernador Luis Adolfo Flores. El proceso está en manos de los abogados.