Escucha esta nota aquí

Las poblaciones productoras de coca de Los Yungas determinaron la suspensión de todo tipo de actividades como los servicios, atención de bancos y clases en protesta contra el Gobierno por su actuación en el conflicto en torno al mercado legal de la coca en la zona de Villa Fátima. Asimismo, determinaron mantener su protesta en La Paz hasta recuperar la sede de Adepcoca que pasó a manos de una de las tres organizaciones en pugna.


“La Federación Provincial y los Consejos Educativos del Municipio de Chulumani, instruyen a los padres de familia que suspendan la asistencia de sus hijos a clases, como medida de presión y protesta. También se instruye el cierre de las entidades financieras y de todos los negocios” señala la resolución.


Chulumani, La Asunta y Chamaca fueron las primeras poblaciones en lanzar las medidas de protesta, luego de que sus dirigentes se reunieran en el hospital de Villa El Carmen, en La Paz, tras el fracaso de las negociaciones el sábado en la Vicepresidencia del Estado.


Asimismo, convocaron a organizaciones vivas, juntas vecinales, autoridades políticas, grupos de cosechadores, transporte interprovincial  y otras para que se sumen a las movilizaciones  para recuperar el mercado legal de Adepcoca,


La Asunta y Chamaca también pidieron la suspensión de todas las actividades y solicitaron a los transportistas reducir las tarifas para que los cocaleros salgan desde las comunidades a sostener la protesta en La Paz.


Otras regionales de cocaleros se encuentran en reuniones para tomar decisiones para presionar al Gobierno en la solución del problema planteado.


Mientras el grupo afín al Gobierno, que tiene a Arnold Alanes como su representante, convocó a los cocaleros a sacar su producto y vender en el mercado desde este lunes porque estará abierto al público.


Comentarios