Escucha esta nota aquí

Las Seis Federaciones del Trópico de Cochabamba, el conglomerado sindical y cocalero de donde emergió el liderazgo político de Evo Morales, decidió ayer plantear una nueva demanda contra la expresidenta Jeanine Áñez.

Esta vez, la acusación será “por vulnerar el derecho constitucional a la educación”, un delito que pudo haberse cometido cuando el año escolar de 2020 fue clausurado en agosto del pasado año.

La querella apunta a una decisión asumida por Áñez cuando era mandataria transitoria, una condición no reconocida por varios sectores del MAS. De hecho, la diputada Lidia Patty (MAS) reiteró ayer un pedido para que las cuatro proposiciones acusatorias que ya están en el Legislativo con miras a un juicio de responsabilidades, sean rechazadas para que Áñez, detenida desde marzo, sea juzgada sólo por la vía ordinaria.

Morales, quien hizo el anuncio de un quinto juicio, fue ratificado presidente de los cocaleros en el 15 congreso de esa organización.

Los productores de coca acompañaron esa decisión con una resolución con la que se declaran “en estado de emergencia para defender la vida, la integridad y la honra del compañero Morales”.

Comentarios