Escucha esta nota aquí

Los médicos y salubristas que cumplen funciones en los centros de salud de Valle Alto y la zona sur de Cochabamba, han sido replegados luego de sufrir agresiones en un bloqueo que se dio la noche del martes en Ka'ra Ka'ra.

El secretario ejecutivo del Sindicato de Ramas Médicas de la Salud Pública (Sirmes), Carlos Nava, pidió a la Gobernación y al Servicio Departamental de Salud (Sedes) que se les otorgue las garantías necesarias para que sus afiliados puedan cumplir con su trabajo en esta época de pandemia por el coronavirus.

Nava enfatizó que "ni siquiera durante una guerra se puede agredir al personal de salud", tal y como lo hizo un grupo de bloqueadores que, incluso, llegó a amenazar con linchar a los salubristas si estos no les daban dinero para dejarlos pasar.

"Destrozaron las llantas de las ambulancias (...) las garantías no están dadas", dijo Nava al informar que el personal de guardia que le correspondía ingresar este jueves no lo ha hecho, hasta que no se les de el respaldo necesario para cumplir con sus funciones.

Mencionó que los médicos y salubristas están siendo atacados por cumplir con su deber de brindar atención a la ciudadanía y recordó lo ocurrido la semana pasada en los municipios de Eucalipto (Oruro) y en El Alto (La Paz), donde manifestantes -que pedían el final de la cuarentena- agredieron a profesionales en salud, apedreando los buses en los que eran trasladados.

El último hecho violento se registró el martes por la noche cuando un grupo de salubristas llegó hasta un punto de bloqueo en Ka'ra Ka'ra siendo intimidados y agredidos por los bloqueadores, quienes también pincharon llantas de ambulancias.

Comentarios