Escucha esta nota aquí

El ministro de Salud, Jeyson Auza, entregó un hospital móvil que consta de dos carpas con 30 camas con flujo constante de oxígeno medicinal. En Villa Tunari y en la capital cochabambina se proyecta la instalación de plantas generadoras de oxígeno, un insumo que estos últimos días se agota para los pacientes con Covid-19. Diez camas UTI no funcionan por falta de oxígeno.

"Estamos atravesando una tercera ola con gran cantidad de casos, hacemos los esfuerzos que la tasa de letalidad no suba, por eso requerimos el apoyo de la población, debemos evitar contagios de coronavirus", afirmó el ministro Auza.

Este hospital móvil es una donación de la República Popular de China y fue instalado en el Hospital del Sur de Cochabamba, donde hubo una serie de alertas rojas por la falta del insumo médico. Auza anunció que se instalará una planta procesadora de oxígeno en el municipio de Villa Tunari, en el Trópico cochabambino. Mientras, la Alcaldía de Cochabamba también garantizó equipos para instalar otra planta.

Cochabamba sufre por la falta de oxígeno medicinal en los nosocomios públicos debido a la demanda que requieren los pacientes con coronavirus. Es por eso que esta región decidió establecer una cuarentena rígida durante tres días consecutivos a partir de hoy. El miércoles siguiente habrá una reunión para ver si se continúa con las medidas.

Cochabamba también tropieza con la instalación de camas para terapia intensiva. Se adquirió diez camas equipadas: siete para el Hospital del Norte y tres para el Hospital del Sur. 

Hasta el momento, el municipio no puede garantizar el flujo de oxígeno y por eso estos equipos no funcionan. El secretario de Salud de la Alcaldía de Cochabamba, afirmó que estas camas podrán funcionar en tres días.   

Comentarios