Escucha esta nota aquí

En pleno rebrote del Covid-19, el Centro Operativo de Emergencia Departamental (COED) verificó el consumo excesivo de alcohol en bares y algunos comedores en la ciudad de Tarija, que incumplen con las medidas de bioseguridad.

El presidente de esa instancia y director de Seguridad Ciudadana, Adel Vergara, confirmó a EL DEBER que existe un alto consumo de bebidas alcohólicas en estos lugares como se constató el último fin de semana, entre viernes y domingo.

“En los operativos hemos constatado este consumo, es decir muchas personas acuden a bares y lugares clandestinos, que parecen comedores y en el fondo no lo son. Nos preocupa que se concentre mucha gente, sin cumplir con las medidas de bioseguridad, y no entienda el mensaje del autocuidado”, lamentó Vergara.

Frente a esta realidad, el COED prevé continuar con los operativos de control los fines de semana para evitar el funcionamiento de estos establecimientos, que de ser reincidentes serán clausurados por el Gobierno Municipal.

Vergara afirmó que el objetivo es precautelar la salud de la población en medio de un rebrote por la pandemia no solo en la ciudad de Tarija, sino a nivel departamental.

El subdirector del hospital San Juan de Dios y miembro del Comité Científico de Salud, Nils Casson, pidió al COED ser más estricto en los controles, como las fiestas y otras actividades con consumo de bebidas alcohólicas.

“Algo que nos enseñó esta pandemia es que nadie tiene una fórmula que sea la correcta, todos los países implementaron diferentes medidas y son muy pocos los que tuvieron éxito, pero hay que insistir en las medidas de bioseguridad”, expresó Casson.

Desde la Intendencia Municipal se informó que están verificando las licencias de funcionamiento de bares y comedores para proceder a su clausura en algunos casos por reincidencia y en otros por incumplir con las medidas restrictivas.

Comentarios