Escucha esta nota aquí

El comandante general de la Policía Boliviana, Jhonny Aguilera, dijo este lunes que entiende la reacción de Maximiliano Dávila, exjefe de dicha institución, tras ser presentado ante medios de comunicación, luego de ser aprehendido a pasos de cruzar la frontera hacia Argentina.

“Vamos a ver”, dijo por lo bajo Dávila dirigiéndose a Aguilera y a quien no dejó de mirar fijamente durante su presentación. Es investigado por presunta legitimación de ganancias ilícitas y se pide su detención preventiva de seis meses en la cárcel de San Pedro.

“Dávila era mi amigo y entiendo la pena y rabia que debe estar sintiendo, comprendo el mal momento que está pasando. Es posible que eso haya acontecido (la amenaza), entiendo eso por el momento que está atravesando”, afirmó el jefe policial.

Dávila fue exdirector de la Fuerza Anticrimen y la Fuerza Antidrogas, y es mencionado en un informe de la DEA por vínculos con el narcotráfico, tras la captura en Colombia de Omar Rojas, otro exoficial de Policía boliviana.

La conferencia de prensa:


Respecto a otros nexos, de Alexander Rojas, director de la Felcn de Santa Cruz en 2014 y Alberto Aguilar, exdirector de la Felcc, Aguilera insistió en que no existen procesos abiertos y que se indagarán los antecedentes del exmayor.

“No se ha encontrado ningún elemento. Existe una proposición del señor Omar Rojas. Más allá de las relaciones familiares, amistosas o institucionales, no se tiene porqué criminalizar éstas”, acotó.

Aguilera no entró en más detalles sobre la investigación, limitándose a indicar que la Policía cumplió con una orden de aprehensión emitida por el Ministerio Público contra Dávila, que sería cautelado esta tarde.

Comentarios