Escucha esta nota aquí

En una visita al Centro Penitenciario Femenino de Miraflores, la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados evidenció que la expresidenta transitoria Jeanine Áñez se encuentra "en condiciones óptimas y goza de una atención privilegiada", según informó el diputado Juan José Jáuregui (MAS), miembro de esta instancia legislativa.

“Nos trasladamos al centro de detención de Miraflores, en ese sentido pudimos evidenciar in situ, que (Áñez) tiene la asistencia médica de tres galenos que están permanentemente vigilando su estado de salud, las 24 horas. También tuvimos la oportunidad de apreciar que se habría hecho un despliegue de insumos farmacéuticos exclusivos para ella”, señaló el diputado.

Jáuregui también dijo que la expresidenta tiene en su habitación la disponibilidad de un monitor cardiaco, un desfibrilador y oxígeno por si se presenta alguna situación de emergencia que altere su estado de salud.

“La comisión puede aseverar que se encuentra en condiciones óptimas y que no existe ninguna vulneración de derechos humanos o un atentado a su salud, al extremo que producto de una decisión absolutamente personal, es la familia la que ha determinado proveerle la alimentación; también se ha determinado que la asistencia médica sea con carácter permanente”, manifestó el legislador en defensa respecto a las denuncias sobre las irregularidades que hay en torno a la detención de Áñez.

Entretanto, el pastor evangélico y presidente del Consejo Nacional Cristiano, Luis Aruquipa, denunció  que no se permitió el ingreso de las autoridades de la Iglesia evangélica para visitar y orar por la salud de la expresidenta, por lo que consideran que fue un acto de discriminación.

"Hasta en tiempo de guerra y dictaduras a los pastores se les permitió el ingreso para orar", apuntó el líder de la religión que Áñez profesa, a tiempo de exponer que sí dejaron entrar a otras personas, como el caso de la comisión mencionada.

Asimismo, Jáuregui señaló que el personal médico que presta asistencia a la ex mandataria informó que Áñez se niega a ingerir algunos medicamentos y rechaza la posibilidad de que se le realice un control permanente de sus signos vitales, como parte del protocolo de atención que se había establecido. 

“Los médicos que le están prestando la asistencia no pueden hacerle un control de sus signos vitales. Ustedes podrán apreciar que, de los miles de privados de libertad que tenemos a la fecha en los distintos centros penitenciarios hoy en día tenemos una privada de libertad producto de una medida cautelar, que está gozando de privilegios”, expresó el diputado del MAS.

Comentarios