Escucha esta nota aquí

Una comisión de fiscales allanó la mañana de este miércoles el domicilio del alcalde de Cochabamba, José María Leyes. Existe una investigación en curso por presuntas irregularidades en la contratación de una empresa para proveer alimentos a militares y policías.

La denuncia fue presentada el 27 de abril por concejales y se abrió la indagación por la presunta comisión de los delitos de corrupción, uso indebido de influencias, conducta antieconómica, incumplimiento de deberes y contratos lesivos al Estado.

Los investigadores ingresaron a las 7:30 a la casa, ubicada en Alto Mirador, en la zona norte de la capital cochabambina.

La acusación señala que la Alcaldía contrató los servicios de una empresa para que provea de raciones de comidas a los uniformados en medio de la emergencia sanitaria por el Covid-19, sin que el restaurante que se adjudicó el contrato se presentara al Registro Único de Proveedores del Estado (RUPE), es decir, la contratación habría sido directa.

El 18 de mayo se informó que la autoridad edil decidió aislarse debido a que, supuestamente, estuvo en contacto con dos personas que dieron positivo a coronavirus. La autoridad fue sometido a una  prueba, que resultó negativa al contagio de Covid-19.

Un día después fue emitida una orden de aprehensión en su contra dentro de este proceso, pero luego fue anulada, reprogramando para el 2 de junio la declaración de Leyes.

El alcalde de Cochabamba estuvo detenido en la cárcel de Cochabamba acusado de incurrir en delitos de corrupción en la compra de mochilas chinas.