Escucha esta nota aquí

La Organización de las Naciones Unidas (ONU), a través de su Alta Comisionada para los Derechos Humanos Michelle Bachelet, expresó preocupación por los procesos a exfucionarios, y personas ligadas a la gestión de Evo Morales, que se han dado durante el Gobierno de transición.

La comisionada recordó que su oficina está apoyando los esfuerzos de la ONU orientados a superar la crisis social y política de Bolivia.  Señaló además que en los conflictos postelectorales del año pasado hubo al menos 35 muertes y 800 heridos, la mayoría durante operaciones del Ejército y la Policía.

"El procesamiento de exfuncionarios de gobierno y personas relacionadas con la administración anterior son un motivo de preocupación", dijo este jueves en Ginebra, durante su informe oral al Consejo de Derechos Humanos.

La Defensoría del Pueblo de Bolivia resaltó las palabras de Bachelet, en el marco de los cuestionamientos a la reciente aprehensión de la exdirigente de las Bartolinas, Felipa Huanca, implicada en el robo millonario al Fondo Indígena.  

Otros casos

Desde diciembre de 2019 a febrero de este año se tuvo la detención  de los exministros Carlos Romero y César Cocarico. Otros exmiembros de gabinete que también tienen orden de aprehensión -por el delito de terrorismo- son Juan Ramón Quintana, Javier Zavaleta y Wilma Alanoca, estos últimos están refugiados en la Embajada de México en La Paz.

Entre otros detenidos, que ocuparon cargos menores, está la exjefa de Gabinete de Evo Morales, Patricia Hermosa, y Juan Carlos León, exdirector del INRA.