Escucha esta nota aquí

La diferencia de votación entre Evo Morales y Carlos Mesa es de 10,3 puntos porcentuales y como se establece en la legislación boliviana, esta cifra es suficiente para que no haya segunda vuelta. 

En el cómputo oficial el líder del MAS alcanza un 46,9% de los votos; mientras que el opositor acumula 36,5%. Estas cifras se dan en medio de fuertes reclamos, manifestaciones y un paro indefinido que se cumple en varias regiones del país que denuncian 'fraude electoral'.

La Comisión Internacional de la Organización de Estados Americanos (OEA) recomendó que, en caso de tener una "diferencia ínfima", se lleve adelante una segunda vuelta entre los dos candidatos con mayor apoyo.

Dentro del pedido de respeto al voto, el Comité Cívico cruceño convocó a la ciudadanía a mantenerse firme en las medidas de presión y anunció que en las próximas horas, se presentarán pruebas de las irregularidades que se tuvieron en este proceso electoral.

En Oruro, Potosí, Beni, Tarija, La Paz y Cobija, también se han dado protestas de disconformes con los resultados y se han venido cumpliendo bloqueos de carreteras y calles.

Mientras tanto,  el MAS ya anuncia celebraciones por la victoria preliminar que apunta a consolidarse en favor de Evo Morales. Los cocaleros del Chapare irán hasta la ciudad de Cochabamba para brindar su respaldo al actual mandatario.