Escucha esta nota aquí

El miércoles, la Comunidad Euroasiática habilitó a tres frigoríficos bolivianos, facultando de esta manera, la compra de carne bovina de origen boliviano que podrá realizarse desde los próximos días.

“Ya estábamos exportando a Rusia, pero ahora se abre la posibilidad de exportar a Armenia, Bielorrusia, Kazajistán y Kirguistán. Creemos nosotros muy importante que se haya habilitado a tres frigoríficos como Fridosa, Frigor y BFC”, confirmó este jueves, la ministra de Desarrollo Rural y Tierras, Eliane Capobianco.

Destacó que el producto bovino cuenta con una marca muy importante que es Bolivian Natural Beef (carne natural boliviana), que ha comenzado a ganar un gran reconocimiento a nivel internacional por su alta calidad. Además, dispone de los certificados sanitarios requeridos para abrir la posibilidad de esta nueva exportación a estos países.

Por su parte, la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO) aplaudió este logro en la cadena cárnica, para acceder a un mercado tan importante.

“Tenemos grandes potencialidades en el país. Hay que explotar lo que tenemos y expandirnos a otros mercados y con otras carnes, como la de pollo y la de cerdo. Ponemos toda nuestra esperanza en el Ministerio de Desarrollo Rural, en el Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag) para que, de la mano del sector público y privado, se pueda abrir la mayor cantidad de mercados”, señaló el presidente de la CAO, Reinaldo Díaz.

La Federación de Ganaderos de Santa Cruz (Fegasacruz), indicó que, tradicionalmente Bolivia exportaba al mercado andino unas 4.500 toneladas de carne al año. Con la apertura de Rusia, hasta agosto de este año, se llegó a las 7.300 toneladas y se espera sobrepasar las 10.000 toneladas de exportación, al finalizar el 2020, con una capacidad de llegar hasta las 20.000 toneladas.