Escucha esta nota aquí

El Comité Nacional de Defensa de la Democracia (Conade) pidió al Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) pronunciarse para reparar el mismo valor de los votos electorales en áreas rurales y urbanas, bajo el principio de igualdad del voto ciudadano, donde quiera que sufrague.

“El Tribunal Constitucional tiene y debe poner reparo a este atropello, expulsando del ordenamiento jurídico a la ley 421, restituyendo al Tribunal Supremo Electoral (TSE) sus atribuciones y disponiendo que la votación emitida por cada ciudadano tenga el mismo valor para todos, independientemente de la región o lugar donde se sufrague”, establece el Conade, en un comunicado público.

El documento señala que está en manos del TCP, varias acciones constitucionales. Entre ellas, la que busca dejar sin efecto la ley 421 de octubre de 2013, emitida por la Asamblea Legislativa Plurinacional, que define la distribución de escaños para la Cámara de Diputados, permitiendo “la injusta desproporcionalidad que favorece a la votación en las zonas rurales que, con un 30% de su población, acapara el 70% del poder político”.

El Conade expresó su preocupación sobre el tema de la representación de los ciudadanos, advirtiendo la vulneración del principio democrático “una persona, un voto, el mismo valor” porque no está reflejando los factores esenciales para esta representación que tienen que ver con aspectos geográficos poblacionales y socioeconómicos.

“Nuestro país ha cambiado. Tenemos actualmente a más del 70% de la población en las áreas urbanas y solo un 30% en las zonas rurales. Esta relación por el llamado ‘voto ponderado’, que se viene aplicando desde hace varias décadas en el país, nos muestra hoy que prácticamente un voto de la ciudad equivale a un tercio del voto rural”, aclaró la institución, que aglutina a personalidades democráticas del país.

Al respecto, el integrante del Conade, Juan Carlos Núñez, opinó que sería interesante poder dialogar de manera inmediata sobre este cambio para que antes de estas elecciones generales que se van a realizar en los próximos meses, se solucione este tema.

“Sin ánimos de perjudicar políticamente a nadie, es una necesidad urgente. Hay que recordar al TSE sus atribuciones y competencias porque pareciera ser que no quiere meterse en temas complejos y candentes como este. En algún momento va a tener que enfrentarlo y debemos pensar que tenemos hoy una Asamblea que, tal vez, no quiera tocar este proceso, pero que tiene la obligación de dar una respuesta al país en torno a este principio fundamental del respeto a un ciudadano, un voto”, sostuvo Núñez.