Escucha esta nota aquí

Si el Ministerio de Salud no convoca al diálogo al Consejo Nacional de Salud (Conasa) hasta el próximo 18 de mayo, el viernes 20 comenzarán las medidas de presión de los médicos, con un paro (con refuerzo en el servicio de Emergencias), según anunció Luis Larrea, presidente del Colegio Médico de Bolivia.

Se trata de una determinación tomada por el Conasa, en una asamblea realizada en Cochabamba, que ha declarado emergencia en todo el sistema de salud y exige la reanudación del diálogo al ministro de Salud.

“Si el ministro no reanuda el diálogo, lastimosamente se va a tener un paro de actividades, y ese paro de actividades va a tener un nombre y un culpable, que va a ser el ministro de Salud, Jeyson Auza”, manifestó Larrea en un video difundido por el Colegio Médico.


El Conasa considera que existe falta de interés y menosprecio al sector salud “para la atención de sus demandas históricas”, lo que ve reflejado en la designación de profesionales de forma directa y sin concurso de méritos.

Por otro lado, Larrea señaló que ellos debatirán y analizarán -como fue acordado- los hallazgos del informe técnico que han desarrollado, y que no les corresponde enviarlo “a una institución en la que no trabaja”.

Entre las resoluciones del Conasa, además de la declaratoria de emergencia, rechazan el incremento salarial inversamente proporcional “por constituirse en injusto para el sector de profesionales de salud, por considerarse discriminatorio y no estar de acuerdo con las competencias de los profesionales y otro personal”, además demandan la declaración de sector estratégico al sector salud, el reconocimiento de las profesiones de fisioterapia y kinesiología, sicología y fonoaudiología, al sistema de salud. Finalmente, exigen la nivelación salarial de enfermería, nutrición y dietética, trabajo social, fisioterapia y kinesiología, sicología y fonoaudiología.

Comentarios