Escucha esta nota aquí

Después de horas de incertidumbre, pues se  desconocía su paradero, personas allegadas a Mario Antonio 'Tonchy' Bascopé Revuelta, miembro de la Resistencia Juvenil Cochala (RJC), confirmaron que fue trasladado a la ciudad de Sucre por las fuerzas del orden.

"Me llamó y me dijo que está en Sucre, fue llevado esta mañana en un vuelo. Durmió en la Felcc de Santa Cruz. Fue golpeado y no puede ni caminar, está adolorido", manifestó entre lágrimas la esposa de Tonchy, Yessenia Rodríguez

En un contacto con EL DEBER, Milena Soto, una de las líderes de la RJC, señaló que no se dio ninguna citación ni notificación hasta el mediodía de este 21 de julio, por lo que el traslado del activista sería irregular. 

Bascopé está siendo asistido por dos abogados que hacen seguimiento a su caso. Desde su entorno denuncian no le permiten ni acudir al baño a hacer sus necesidades y se espera que lo trasladen a un hospital para que sea atendido.

Según apuntó uno de sus abogados, querían obligarlo a firmar algunas notificaciones y que lo haga a nombre de otras personas. En este sentido, se prevé llevar el caso a organismos de Derechos Humanos.

De manera extraoficial, se conoce que la justicia iniciaría una investigación contra el joven por actos vandálicos y otros que supuestamente se dieron en las afueras de la Fiscalía General del Estado en octubre de 2020, tal y como se procedió contra Yassir Molina, otro de los miembros de la RJC, ocasión en la que no hubo fundamentos para justificar la detención.

Lo curioso del caso es que el supuesto arresto irregular de Bascopé se dio cuando salía de la cárcel de Palmasola, tras dictarse su libertad, autorizada por la juez Ana María Velarde. 

Su familia denunció que fue capturado de manera ilegal debido a que participó de las manifestaciones sociales de octubre de 2019, previo a la renuncia de Evo Morales.

“Eran las cinco de la tarde cuando Tonchy salió del régimen penitenciario, pero poco antes de cruzar el portón de la cárcel fue detenido a la fuerza por cuatro policías, que ni siquiera mostraron alguna orden de aprehensión. Lo subieron a una camioneta negra y se lo llevaron con rumbo desconocido”, relató entre sollozos Yessenia Rodríguez, esposa de Bascopé. 

La esposa apuntó que demoraron en dejarlo en libertad "para volver a detenerlo. Cuando se lo llevaron casi nos atropellan por escapar en la camioneta, sin dejarnos algún documento que respalde esto; prácticamente lo secuestraron”, agregó.

En diciembre de 2020 Bascopé cumplía detención domiciliaria en Cochabamba, luego de que fuera procesado por la Fiscalía por portación de explosivos a finales de octubre de 2019. Después, el Ministerio Público lo imputó por un supuesto hecho de tráfico de sustancias controladas en el municipio de Buena Vista, en Santa Cruz, y fue enviado a la cárcel de Okinawa y posteriormente derivado a Palmasola, desde donde fue liberado.

Comentarios