Escucha esta nota aquí

El Ministerio de Salud de Argentina informó que se detectó el primer caso sospechoso de viruela del mono en el vecino país. Se trata de un hombre residente de la provincia de Buenos Aires, que se encuentra aislado. 

La autoridad de salud informó que el ciudadano presenta “buen estado general” y está “recibiendo tratamiento sintomático”. Además, detalló que cuenta con un antecedente de viaje a España, donde estuvo del 28 abril al 16 de mayo 2022.

A raíz de la notificación a nivel internacional de los primeros casos de la viruela de mono en países no endémicos, el Gobierno argentino conformó un equipo de trabajo “con el objetivo iniciar la vigilancia del nuevo evento y generar las recomendaciones específicas para los equipos de salud y la población”.

Hasta ayer, la Organización Mundial de la Salud (OMS) reportó 28 casos confirmados por laboratorio y 12 casos sospechosos de viruela símica en 12 países no endémicos (Australia, Bélgica, Canadá, Francia, Alemania, Italia, Países Bajos, Portugal, España, Suecia, Reino Unido y Estados Unidos).

“En estos casos aún no se ha confirmado antecedente o nexo con áreas endémicas”, advirtió el ministerio del Gobierno de Alberto Fernández a través de un comunicado.

“El alcance de la transmisión comunitaria no está claro aún en esta etapa y, por tanto, existe la posibilidad de identificar más casos. Sin embargo cabe mencionar que se considera que el virus de la viruela símica tiene una transmisibilidad moderada entre humanos”, dijo un documento. 

Sin alerta en Bolivia 

El viceministro de Salud y Promoción de Bolivia, Álvaro Terrazas Peláez, señaló este domingo que aún no se tiene una alerta epidemiología en el país contra la viruela del mono y aclaró que se trata de una enfermedad diferente a la viruela que fue erradicada en el mundo.

“Actualmente se reportan 11 países que han tenido casos, pero son casos limitados”, la autoridad, que añadió: “No se ha dado una alerta, porque son casos muy focalizados”.

La enfermedad se transmite a través del contacto físico estrecho con una persona infectada o por heridas contaminadas. 

El síntoma más común es la aparición de ampollas sobre la piel. También, fiebre, dolor de cabeza y muscular, cansancio o inflamación de los ganglios linfáticos.

Comentarios