Escucha esta nota aquí

El conflicto por el control de la Asociación Departamental de Productores de la Hoja de Coca (Adepcoca) de La Paz dejó 69 arrestados y 67 heridos en 15 días de violentos enfrentamientos, registrados en las zonas de Villa Fátima y Villa El Carmen, de La Paz.

Los datos, recopilados por la Defensoría del Pueblo, indican que un total de 38 civiles, entre ellos dos periodistas, y 29 efectivos de la Policía Boliviana  resultaron lesionados durante las protestas, que terminaron el lunes con la toma de la sede por parte del Comité de Autodefensa de los cocaleros.

Además, 59 ciudadanos fueron detenidos, entre ellos el periodista Carlos Quisbert, y hubo 10 aprehendidos, sobre quienes siguen su curso procesos judiciales por portar artefactos explosivos o haber generado otros daños materiales.

Sin embargo, la tensión continúa en los predios de la sede de los productores de los Yungas, tras que la madrugada de este jueves se detonara un artefacto explosivo a pocos metros del lugar, dejando daños en domicilios particulares y un motorizado.

El reporte:

Vecinos del sector responsabilizan al representante desconocido, Arnold Alanes, por el presunto atentado, que es investigado por la Unidad de Bomberos, mientras persiste una vigilia al interior del mercado de Adepcoca, donde el comité electoral prepara la convocatoria para la nueva votación.

Durante todo el conflicto, la Defensoría del Pueblo constató el uso excesivo de artefactos explosivos por parte de los cocaleros y de gases lacrimógenos a manos de los uniformados de la institución del orden.

Los productores dela hoja verde que fueron aprehendidos son acusados de lesiones a policías, robo agravado, asociación delictuosa e impedir, estorbar el ejercicio de funciones, como también tenencia de explosivos.

Estas son algunas fotos que circulan en redes sociales sobre los daños causados por la explosión de un artefacto











Comentarios