Escucha esta nota aquí

El Club de Ginebra, asociación de profesionales fundada por un grupo de ex becarios de la Fundación Patiño, que apuesta por una Bolivia próspera, busca empoderar al votante a través de información precisa y relevante acerca del proceso electoral.

“Creemos firmemente que un voto informado puede mejorar la representatividad del voto ciudadano y al mismo tiempo, permitir que el sistema democrático en Bolivia se fortalezca de la diversidad cultural, regional y humana que existe en nuestro país”, declaró Jaime Ampuero, presidente de la asociación.

El DEBER le presenta los consejos que debe tomar en cuenta antes de ir a votar.

1.- Considerar las elecciones generales de este domingo 18 de octubre como elecciones parlamentarias, antes que presidenciales. Son 332 parlamentarios que serán elegidos en ésta sola vuelta; son ellos quienes representan al pueblo boliviano. Debemos elegir nuestros representantes directos con atención.

2.- En esta primera vuelta, el voto informado nos da la posibilidad de conformar una Asamblea en la que ningún partido político tenga la mayoría; esta Asamblea debe ser representativa del ciudadano y no de un solo color político. La estabilidad y la gobernabilidad que Bolivia necesita depende de tu voto.

3.- Esta vez y después de muchos años, los bolivianos tenemos la oportunidad de elegir una Asamblea Legislativa diversa, representativa y fiscalizadora.

4.- El diputado uninominal es el representante más directo y accesible en nuestro sistema democrático. Es quien rendirá cuentas directamente al ciudadano, sobre su trabajo por su región. Estar informado de lo que el candidato uninominal ofrece al elector y a su región es fundamental. El diputado uninominal debe ser elegido de manera a obtener el mejor resultado para los intereses democráticos, no para un partido, ni para un candidato. Esto se llama “votar de abajo hacia arriba”.

5.- Votar de manera estratégica e informada; no apoyar a un candidato a diputado uninominal sin antes considerar sus chances de ganar. Puede ocurrir que, votar por el candidato uninominal del partido de su preferencia contribuya (si el porcentaje de voto alcanzado por éste no es importante) a elegir al candidato que el votante menos prefiera. No ayude a elegir la opción que menos le conviene.

6.- Cada votante debería sentirse representado por lo menos por un senador y por un diputado plurinominal. El partido de un candidato a presidente que no gana en una región o que no obtiene un tercio de los votos del más votado, no obtendrá ni un senador y probablemente tampoco un diputado plurinominal. Votar por un candidato débil en su región, es sacrificar su representante en el Senado; es su decisión. En el voto presidencial se debe considerar las chances del candidato presidencial en su región y no únicamente a escala nacional.

7.- Votar en blanco o nulo es desperdiciar el voto. Los escaños de diputado y de senador se asignan únicamente entre los votos válidos. Asimismo, los votos válidos son los únicos que eligen presidente.

8.- El voto cruzado no va en contra, ni penaliza al candidato presidencial de su preferencia, gracias al rebalanceo establecido en la Ley del Régimen Electoral. El voto cruzado es legal y utilizarlo es su derecho y su decisión para sentirse y ser representado.

 9.- Como en toda elección, cada voto cuenta para la elección de todos y de cada uno de los representantes. Por ejemplo, un voto puede definir la elección de un senador, pero también de un diputado. Esta elección es suya. Participe no solo votando sino siendo parte del control ciudadano de los resultados.

10.- Votar en democracia no significa votar únicamente por su candidato presidencial; significa votar por un equilibrio entre la gobernabilidad del país, la representatividad de su voto en la Asamblea y la estabilidad necesaria para el desarrollo del país.