Escucha esta nota aquí

La sesión extraordinaria del consejo permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA), que el miércoles escuchó la denuncia de “injerencia” planteada por el gobierno boliviano contra Luis Almagro, terminó con voto de respaldo en favor de las misiones de observación electoral que desarrolla esta entidad internacional en diferentes países.  

El delegado de Brasil, Aurimar Nunes, recordó que su nación respalda a estas iniciativas desde la década de los años setenta “y así ocurrió en 2019 cuando el Tribunal Superior Electoral” de su país “envió a cinco técnicos a Bolivia”.

El diplomático acreditado ante la OEA señaló que su país también respaldó la auditoría electoral que el organismo internacional desarrolló hace casi dos años en Bolivia.

Esos comicios fueron anulados por la Asamblea Legislativa boliviana tras el anuncio del entonces presidente Evo Morales de realizar otras elecciones tras la denuncia de “manipulación dolosa” que la OEA detectó en ese proceso electoral.

Gustavo Tarre, delegado del Parlamento de Venezuela en la OEA, respaldó no sólo las misiones de observación electoral de dicho organismo internacional, sino también emitió su protesta por la situación legal de la expresidenta Jeanine Áñez y defendió la institucionalidad de las misiones de observación electoral.  

“El principio de la no intervención no puede seguir siendo invocado para encubrir la destrucción de los poderes públicos y la violación de los derechos humanos”, afirmó Tarre, cuyo mandato es provisional en la OEA.

El gobierno de Luis Arce solicitó la audiencia para denunciar la supuesta “injerencia” del secretario general de la OEA, Luis Almagro, en la investigación judicial que se realiza en el país respecto al caso “fraude” electoral. Rechazó el comunicado del 9 de agosto que ratificó las irregularidades detectadas en las elecciones de 2019.

De este modo, el ministro de Justicia, Iván Lima, también respaldó a las misiones de observación electoral, pero aclaró que no fue el objeto de la audiencia del miércoles.

“Luis Almagro se quedó solo. Se vio prácticamente solo. Más allá del apoyo de algún Estado, nadie le prestó apoyo ni respaldo alguno en relación a su acción de injerencia en asuntos internos nuestros tal y como reclamamos”, manifestó Lima.

El canciller Rogelio Mayta manifestó que la OEA reflexiona sobre su institucionalidad “que decantar de que se le quite el apoyo a Almagro, de alguna forma”.

En la audiencia del miércoles, el responsable de la Secretaría de Fortalecimiento Democrático de la OEA destacó que, durante la gestión de Luis Almagro se desplegaron 71 misiones de observación electoral y que “sus observaciones y recomendaciones fueron claves en los procesos democráticos de todas las naciones del hemisferio”.



Comentarios