Escucha esta nota aquí

Ante la falta de ítems de salud, problema que afecta a distintos departamentos de Bolivia, el Gobierno central dio luz verde para el uso de recursos económicos remanentes del Seguro Universal de Salud (SUS) para que gobernaciones realicen la contratación directa de personal médico a partir del 1 de enero de la próxima gestión, según el reporte de los medios estatales.

La medida apunta a cubrir la demanda de profesionales del sector salud latente en los departamentos y apunta a que estos fortalezcan el sistema sanitario en pleno rebrote del Covid-19 a escala nacional.

“Se autorizó que los recursos remanentes destinados a hospitales que no hayan sido utilizados o ejecutados en un 65% promedio puedan ser utilizados por las gobernaciones para realizar la contratación directa de personal, especialmente en las áreas críticas”, detalló el viceministro de Gestión del Sistema Sanitario, Álvaro Terrazas.

En ese sentido, la autoridad anticipó que los nueve gobernadores y directores de los Servicios Departamentales de Salud (Sedes) se reunirán con el Ministro de Economía para exponer los avances y garantizar la ejecución presupuestaria que está incluida en la Ley Financial aprobada por la Asamblea Legislativa.

Según la autoridad, se dará prioridad a los hospitales de tercer nivel en regiones críticas que muestran incremento de casos podrán reforzar la atención médica mediante contratación directa de recursos humanos. Acotó que las gobernaciones podrán iniciar con el proceso de contratación desde el próximo mes para no frenar el servicio de salud en ningún centro hospitalario.

Comentarios