Escucha esta nota aquí

Pese al esfuerzo de la Iglesia y la comunidad internacional, el diálogo entre la dirigencia de la Central Obrera Boliviana (COB), el Pacto de unidad, los partidos políticos y el Gobierno, no logró instalarse por dos factores: la dilación de los sectores movilizados y la falta de acuerdo dentro el mismo MAS a quien acusan de ser el protagonista de estas movilizaciones que ya llevan nueve días.


Al final de la tarde, la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB), la Unión Europea (UE), y la Organización de las Naciones Unidas (ONU) emitieron un comunicado conjunto en el que convocan a dialogar y al mismo tiempo piden suspender todas las medidas de presión que existen en el país para garantizar la vida de los ciudadanos.


Hacemos un llamado a los sectores movilizados que están bloqueando caminos a deponer aquellas actitudes en bien de la convivencia entre bolivianos y bolivianas. Creemos en el diálogo como el instrumento adecuado para construir acuerdos y garantizar un camino de justicia, progreso en paz, entendimiento, salvaguarda a los derechos humanos y respeto entre todos”, señala el documento oficial.


Las condiciones


Se conoció que los sectores movilizados pidieron otros actores en la negociación. La ejecutiva de las mujeres campesinas, Segundina Flores, dijo que en esta mesa debería estar como garante la Defensoría del Pueblo y la Asamblea de Derechos Humanos.


Mientras que los partidos que confirmaron su presencia son: Creemos, Juntos, Comunidad Ciudadana y Libre 21, de acuerdo con las declaraciones de sus propios voceros o los mismos candidatos que hicieron pública su presencia.


Los pedidos


En el MAS, el propio jefe de bancada en el Senado, Efraín Chambi pidió a los movilizados suspender las medidas de presión. Le siguió la Defensora del Pueblo, Nadia Cruz, quien también a través de un comunicado lanzó una convocatoria para que los sectores movilizados depongan las protestas y suspendan el bloqueo de caminos.


Más temprano, el expresidente, Evo Morales lanzó un tuit y pidió aceptar el 18 de octubre como fecha de los comicios. “Convoco a dirigentes sociales y pueblo movilizado a considerar propuesta borrador de acta de entendimiento trabajada por organizaciones sociales y @TSEBolivia, con ONU como testigo, para que el 18 de octubre sea, con ley, fecha definitiva, impostergable e inamovible de elecciones” señala la publicación.


Pocas horas después, el dirigente chapareño, Leonardo Loza anunció que esa propuesta estaba siendo considerada por las bases de la movilización.


Los radicales


Pero estas voces chocaron abiertamente con los bloqueadores del occidente principalmente, mineros, campesinos de La Paz y vecinos de El Alto, cuya demanda principal ahora es la renuncia de la presidenta Jeanine Añez y no mencionan las elecciones.


Los masistas discrepan de este pedido porque creen que solo dilatará más la fecha de elecciones. “Los de la derecha quieren la renuncia de Áñez para que no haya elecciones”, reflejó un dirigente del MAS.


Felipe Quispe, más conocido como 'Mallku', otrora dirigente de la multitudinaria CSUTCB, fue designado “comandante de los bloqueos” y su primera declaración fue la de ratificar que el pedido es la renuncia de Áñez y su gabinete.


La dirigencia de la Fejuve de El Alto, que es afín al MAS, también llamó a masificar los puntos de bloqueo y su pliego contempla la renuncia de Áñez. Los mineros cooperativistas de Potosí y parte de Oruro, también se pronunciaron por esa exigencia, al margen también aparecieron los campesinos del norte Potosí que también piden la renuncia de Jeanine Áñez.


A esos compañeros cómo les vas a decir mañana que no habrá renuncia, cómo los desmovilizas, ellos tienen sus propias exigencias y no van a ceder”, dijo uno de los dirigentes de la COB que debe participar del diálogo.


Cabildo


Este sector radical precisamente se autoconvocó a un cabildo mañana miércoles en 'La Ceja' de El Alto, en La Paz. La Federación de Mineros lanzó un documento en la que afirman que su lucha no está vinculada a ninguna sigla política.


Piden que las regionales de tres departamentos, Potosí, Oruro y La Paz se concentren en la zona de Ventilla y emprendan una marcha hacia La Ceja de El Alto. Los campesinos de algunas provincias como Omasuyos, Ingavi o Franz Tamayo, también se organizaron para marchar mañana.