Escucha esta nota aquí

Más de una decena de trabajadores de la prensa, entre periodistas, camarógrafos y fotógrafos, cumplen un aislamiento desde el lunes en la ciudad de Tarija por prevención luego de que uno de ellos diera como reactivo en las pruebas rápidas de Covid-19.

Sin embargo, se aguarda el resultado de laboratorio de las muestras tomadas a la persona sospechosa para que el Servicio Departamental de Salud (Sedes) descarte o confirme si fue contagiada con el nuevo virus.

Edwin Chambilla, fotógrafo de un diario local, admitió que junto a un grupo de trabajadores de la prensa se aislaron cada uno en sus casas por precaución tras conocer el resultado de las pruebas rápidas que les hicieron.

Mientras a la persona sospechosa por Covid-19, tras el reactivo, se lo aisló de manera individual en un hotel.

El asesor de Comunicación de la Gobernación de Tarija, Carlos Saavedra, dijo que hace poco se hicieron pruebas rápidas a grupos de personas de alta exposición, como funcionarios en salud, miembros de las fuerzas del orden y trabajadores de la prensa, detectándose dos casos catalogados como reactivos.

“Uno es del sector salud y el otro de la prensa, pero ambos casos deben ser descartados o confirmados a través de las pruebas de laboratorio que ya fueron enviadas al Centro Nacional de Enfermedades Tropicales (Cenetrop) en Santa Cruz”, afirmó Saavedra.

Ante esta situación, las entidades subnacionales, entre ellos la Gobernación, optaron por las conferencias virtuales y no presenciales para garantizar el acceso a la información pública y por resguardo de la salud de los periodistas y camarógrafos.