Escucha esta nota aquí

La Policía inició un proceso disciplinario interno en contra del coronel Maximiliano Dávila por la comisión de faltas graves lo que podría llevarlo a ser dado de baja de la institución, confirmó el Inspector General de la Policía, general Álvaro Álvarez.


“La dirección general de investigación interna, más la Fiscalía policial están realizando las investigaciones en coordinación con el Ministerio Público, si existiere otros datos seguramente que ampliará a más actores”, declaró la autoridad policial.


El coronel Maximiliano Dávila fue aprehendido y acusado de legitimación de ganancias ilícitas, está detenido preventivamente en el penal de San Pedro; mientras que las autoridades de EEUU lo acusan de tráfico de estupefacientes y ofrecieron $us 5 millones para dar con su captura.


Dávila ya había pasado a la reserva activa de la Policía en noviembre del pasado año y su último cargo fue el de Comandante Departamental de Cochabamba, a inicio de 2021. Antes se había desempeñado como director nacional de la FELCN, en 2019, cuando Evo Morales renunció a su cargo.


De acuerdo con la explicación del general Álvarez, existe una denuncia por faltas graves y es la Fiscalía policial la que debe calificar el delito o falta que hubiera cometido el oficial acusado, y en función de eso se puede tomar una decisión y una de ellas es la baja definitiva.


El artículo 14 de la Ley del Régimen Disciplinario de la Policía Boliviana (Ley 101) establece 18 faltas graves por las cuales un policía puede ser dado de baja y el coronel Dávila al menos fue señalado con la comisión de cinco faltas graves.


“Recibir como consecuencia de las funciones policiales, dádivas y otros beneficios personales”, señala el numeral 4 de este artículo. Luego el numeral ocho indica: “Ordenar, instigar o ejecutar servicios policiales para fines ilícitos.


El numeral 11 que refiere: “Destruir, modificar, alterar, extraer o utilizar de forma dolosa información de la Policía Boliviana, sea en medios físicos o informáticos. El numeral 14  castiga “concertar acuerdos o convenios ilícitos con delincuentes en beneficio personal o de terceros”.


Finalmente, el numeral 17 señala: “ser encontrado en flagrancia cometiendo acciones delincuenciales dolosas o en vinculación con personas del hampa, comprometiendo gravemente la imagen y el prestigio institucional.




Comentarios