Escucha esta nota aquí

La Agencia Boliviana de Correos (AGBC) solicitó ayuda al Gobierno para dar continuidad a su trabajo porque la pandemia del coronavirus casi paralizó su actividad. La responsable de relaciones internacionales, marketing y comunicación, Iveliz Asturizaga dijo que se requiere Bs 104 millones para cumplir con todos los compromisos de la AGBC y encarar los proyectos.


“Tenemos 97 millones de bolivianos en pasivos de deudas hasta febrero de 2018, no podemos sobrellevar esa carga, no contamos con la capacidad económica. Tenemos una pérdida de 3,5 millones de la anterior gestión (2020), más estos 97millones y otros 3,5 millones para llevar adelante los planes, hablamos de 104 millones de bolivianos con los que no contamos. Solicitamos el apoyo del Gobierno”, dijo Asturizaga en conferencia de prensa.


La Empresa Nacional de Correos fue intervenida por el Gobierno de Evo Morales en 2018 y creó una unidad liquidadora, lo que dio origen a la Agencia Boliviana de Correos, ahora, con problemas económicos después de que todas sus actividades fueron cerradas el año pasado por la pandemia. El ministro de Obras Públicas, Edgar Montaño, culpó de este problema al Gobierno de Jeanine Áñez y dijo que para atender la demanda de la AGBC se requiere  hacer consultas a otros ministerios porque en este momento no hay dinero. 


La responsable de la AGBC explicó que son 110 trabajadores que quedaron en estas oficinas y que se les adeuda dos meses de salarios. Ahora se plantea crear mecanismos que permitan agilizar la entrega de encomiendas, principalmente.


“La institución ha diseñado dos proyectos de reactivación económica. El primero de ellos, planea alcanzar con sus servicios Mi Encomienda, EMS y Superexpress, a 128 puntos estratégicos en los nueve departamentos; mientras que, el segundo, obedece a un proyecto ambicioso centrado en el comercio electrónico y en una reducción de tiempo de tránsito de 74 días a tan sólo 10 días. Se estima la recuperación del Servicio a partir del sexto mes de puesto en marcha el primer proyecto”, señala la nota.


Asturizaga dijo que en 2019 se redujo la cantidad de vuelos comerciales hasta en un 87% en todo el mundo, lo que impidió la llegada de encomiendas. Para mantener el servicio bajaron la planilla en un 30% pero esa acción no impidió que la caída de ingresos.


Actualmente, el pago de esas planillas de esta empresa alcanza a Bs 700 mil cada mes y solo se percibió ingresos por Bs 300 mil. Por ese déficit  existe la deuda de dos meses de salario impago a los funcionarios.



Comentarios