Escucha esta nota aquí

Cuatro días después de que el Ministerio Público emitiera una orden de aprehensión en contra de la exministra de Medio Ambiente María Elva Pinckert, el gobernador saliente del departamento cruceño, Rubén Costas, expresó su solidaridad hacia la exministra, criticando que el Movimiento Al Socialismo (MAS) se halla en una "persecución" sin límites.

"La persecución en Bolivia no tiene límites, ahora el Gobierno del MAS pretende encarcelar a la exministra @KindyPinckert (nombre de usuario de la ex ministra en Twitter), a quien extiendo mi apoyo al igual que todos los perseguidos políticos. Sepan que no están solos, defenderemos la democracia y el Estado de Derecho", escribió el gobernador en su cuenta en Twitter.

El 1 de abril, el Ministerio Público emitió una orden de aprehensión en contra de una exautoridad, después de que la misma no se presentara a declarar ante el Ministerio Público. La acusación contra Pinckert tiene que ver con un nombramiento que sería presuntamente irregular de un funcionario de la cooperativa de agua de Sucre, donde no se habría cumplido con los requisitos establecidos.  

“El Código Penal establece que ante la inasistencia injustificada de la parte citada se emite la orden de aprehensión, en ese sentido el Ministerio Público ha emitido la orden de aprehensión conforme al artículo 224”, apuntó el fiscal Ramiro Prieto.

Mientras tanto, en las últimas horas se conoció que la ex ministra se declaró en la clandestinidad por la persecución política del MAS, situación de la que han hecho eco ex autoridades como la ex senadora Carmen Eva González y el propio ex ministro Arturo Murillo, quien también es buscado por la Justicia boliviana.

Por su parte, el ex candidato a la Alcaldía cruceña por Demócratas, Roly Aguilera apuntó en Twitter: "Está claro que en Bolivia no existe independencia de poderes. El Gobierno del MAS utiliza el aparato judicial como arma política para encarcelar y condenar a opositores. Fuerza a la ex ministra @KindyPinckert y a todos los perseguidos políticos. ¡La injusticia no dura para siempre!".

A través de una carta, Pinckert indicó  que pidió asilo y está a buen recaudo. Según la misiva, volverá cuando la justicia sea independiente y señaló que su decisión se dio al ver el trato que da el Gobierno a la expresidenta Jeanine Áñez, recluida en La Paz desde hace más de tres semanas.

“En este último tiempo he sido duramente golpeada ya que hace menos de dos meses tuve la desgracia de perder al compañero de mi vida durante 40 años, (...) quien falleció a causa del Covid-19. Esta situación me ha provocado una gran depresión como le ocurriría a cualquier mujer que ha perdido al amor de su vida. Además de eso, fui afectada por el Covid-19 y el dengue que ocasionaron mi internación en un centro médico, agravando mi estado de salud por la depresión en la que me encontraba", reseña el argumento de la ex ministra.

Pinckert es la segunda ministra del gobierno transitorio de Jeanine Áñez que se declara en la clandestinidad en el último mes. El 12 de marzo, la fiscalía emitió órdenes de aprehensión en contra de la exmandataria y tres de sus exministros, dos fueron aprehendidos (Álvaro Coimbra y Rodrigo Guzmán), mientras que Yerko Núñez no fue encontrado.

La ex autoridad, que también es de la línea del partido Demócratas (frente político cuya cabeza es el gobernador Rubén Costas), solicitó asilo político y expuso que está dispuesta a presentarse ante la justicia boliviana, cuando esta "vuelva a ser imparcial" y garantice derechos fundamentales dentro de un debido proceso. 

La persecución en #Bolivia no tiene límites, ahora el gobierno del #MAS pretende encarcelar a la exministra @KindyPinckert, a quien extiendo mi apoyo al igual que todos los perseguidos políticos. Sepan que no están solos, defenderemos la Democracia y el Estado de Derecho.— Rubén Costas (@RubenCostasA) April 5, 2021

Comentarios