Escucha esta nota aquí

No tienen pruebas, ni rápida ni PCR, pero han elaborado su propio conteo de casos que dan como positivos para Covid-19.

Los indígenas de tierras bajas, aglutinados en la confederación de Pueblos Indígenas del Oriente Boliviano (Cidob Orgánica) y la Coordinadora de las Organizaciones Indígenas de la Cuenca amazónica (Coica), reportaron hasta el 1 de agosto 1.139 casos de coronavirus entre sus filas, 83 fallecidos y 99 recuperados.

"El Ministerio de la Presidencia nos reclamó las cifras, pero el Ministerio de Salud solo quiere validar los casos con pruebas PCR o rápidas, les dijimos que ni en el área urbana pueden abastecer, peor a nosotros. El Ministerio de Salud no tiene datos específicos de pueblos indígenas y nosotros hacemos un monitoreo diario, de manera directa con los pueblos, y en base a la sintomatología explicada por la Organización Mundial de la Salud (OMS)", dijo Dilfredo Moreno, punto focal técnico de la Cidob Orgánica para la organización Internacional Coica.

Según el reporte detallado, los pueblos más afectados han sido, en primer lugar, los chiquitanos, con 720 casos; los guaraníes, con 75; los mojeños, movimas, sirionós, yuracarés, cayubabas, takana cabineños, araonas, guarayos, yuquis etc. En menor escala, también están en la lista los del multiétnico 2 en Pando, los esse ejja, itonamas-yuracará, canichanas, mosetenes, leco de Apolo y takanas.

El informe incluye los datos del Ministerio de Salud, más los que son registrados por las distintas poblaciones de indígenas de las tierras bajas.

Ayuda para los afectados

Gracias a la ayuda internacional de la Coica, la Cidob Orgánica ha podido entregar medicamentos, equipos de bioseguridad y alimentos no perecederos, especialmente a las poblaciones golpeadas por el Covid-19.

"Ya se entregó, en una primera etapa, alimentos y 168 kits de remedios y equipos de bioseguridad a Roboré; también a San Rafael; a los wenhayek, de Villa Montes; alimentos y 290 kits de medicamentos a nueve comunidades en el Tipnis; y alimentos a los takana 2 del río Madre de Dios. En total llegamos a 555 familias", indicó Moreno.

El segundo bloque de ayuda será distribuido a partir del 10 de agosto hasta el 22, en cinco entregas, a los pueblos sirionó (en Ibiató), yuqui, multiétnico de Pando, guarayos, y a 30 dirigentes indígenas de la zona urbana en Trinidad. "Todo ha sido autogestionado a través de Coica", aclaró Moreno.

En la lista de medicamentos figuran antigripal, Mentisan, Dolorsan, Ibuprofeno y Typirec.    

Moreno también lamentó que el pueblo araona, que se declaró no contactado, y que se mantenía sano gracias a su constante autoaislamiento, esté siendo golpeado recién por la pandemia, debido a que salieron en una segunda etapa a cobrar rentas.