Escucha esta nota aquí

El anuncio de la llegada de Avifavir al país ha generado una gran expectativa sobre su uso y beneficio para pacientes Covid-19. Se estima que, desde fines de mes o inicios de octubre, el medicamento podrá estár a la venta. El doctor Róger Carvajal, miembro del Comité Científico Nacional, señala que el medicamento no es es de gran impacto y los progresos en los pacientes son leves.

"No creo que este medicamento deba causar una gran expectativa, su presencia en la pandemia es similar al Remdesivir, la Ivermectina u otros antivirales. Este producto hace que en lugar de permanecer 15 días en un hospital permanezcan 11 (...), la mayoría de los pacientes que retornan a sus casas son los que no fueron tratados con Avifavir",  afirmó Carvajal.

Apela a las pruebas realizadas en laboratorios y en pacientes Covid-19 que demuestran un rendimiento relativo en los pacientes infectados. La investigación dividió tres grupos de pacientes. A dos de ellos se les administró diferentes dosis de Avifavir. El tercero se convirtió en un grupo de control que evidenciaría las diferentes respuestas.

"Después de los primeros cuatro días del tratamiento con el Avifavir, el virus dejó de detectarse en un 62,5 % de los pacientes (25 de los 40), mientras que en el grupo de control este resultado fue conseguido en un 30 % de los pacientes (seis de los 20)", según el reporte difundido por el portal Gramma, acerca de la experimentación. Para el día 10, nueve días después del inicio del tratamiento, “un 90 % de los que recibieron el Avifavir (36 de los 40) y un 80 % de las personas del grupo de control (16 de los 20) se deshicieron del coronavirus en el organismo", agrega el mismo informe.

Ante estas evidencias, Carvajal recomienda valorar la relación entre el costo del fármaco respecto a su impacto en la contención del virus. También sugiere prudencia en el momento de comprometer las bondades del medicamento para no crear expectativas falsas en la población.

"¿En qué medida es conveniente hacer un gasto de $us 3.000 o un poco más, para salir del hospital, tres o cuatro días antes del ciclo de la enfermedad? (...) no es un medicamento que cubre el impacto viral", puntualizó. Del mismo modo, recomienda que las entidades subnacionales de salud mantengan el grado de responsabilidad en su uso y adquisición.

Luego de que el Ministerio de Salud boliviano autorizara, el pasado 28 de agosto, el uso del Avifavir, la empresa farmacéutica Sigma Corp. SRL anunció que importará antes de fin de septiembre las primeras 9.000 cajas con 360.000 tabletas de Avifavir. Desde la Gobernación de Chuquisaca también se informó sobre la compra de 200.000 comprimidos, para 5.000 tratamientos. De igual modo, el municipio de El Alto prevé la adquisición de otras 10.000 unidades.

Por su parte, las autoridades regionales de Oruro anunciaron su contratación mediante la embajada de Rusia. Potosí aún no definió su compra, al igual que el departamento de La Paz.

Tratamiento contra la influenza

El director Nacional de Epidemiología, Vigilio Prieto, aclaró que el Avifavir responde a varias patologías y no específicamente al tratamiento del Covid-19. "La Agemed (Agencia Estatal de Medicamentos y Tecnología en Salud) ha aprobado su importación, pero para el uso de influenza H1N1", precisó Prieto.

Uso del Zinc en tratamientos

El Comité Científico Nacional (CCN) considera seriamente incorporar la utilización de Zinc como parte del tratamiento médico para el Covid-19. La dosificación en altas concentraciones, acompañado de Hidroxicloroquina, ha mostrado prometedores resultados, anunció Carvajal. "No de manera preventiva, sino como tratamiento por sus resultados como inmunomodulador del virus", remarcó.