Escucha esta nota aquí

La sesión reservada que instaló el MAS para aprobar el ascenso de los jefes militares de las promociones 1989 y 1990 fue denunciada por la bancada de Creemos quienes enumeraron hasta seis irregularidades; mientras que el presidente del Senado, Andrónico Rodríguez, defendió esta sesión y dijo que cumplió con todo el procedimiento.


“Está pendiente un fallo del Tribunal Constitucional Plurinacional sobre la ratificación de Ascensos de las Fuerzas Armadas, en consecuencia, su presidencia se encontraba impedida de instalar la sesión reservada”, señala la primera observación que hizo la senadora Centa Rek. Pero enumeró otras cinco: impidió el uso de la palabra a los que asistieron de manera virtual; hubo un “apagón” en los ascensores; cerraron las puertas del hemiciclo; la agenda fue repartida minuto antes, cuando el reglamento señala 24  horas de anticipación; no se distribuyó de forma física la Resolución de Ratificación de Ascensos, la cual solamente fue leída, señala la sexta observación que realizó la oposición.


“Es falso” resumió el presidente del Senado, y dijo que los senadores que quedaron fuera no podían ingresar porque ya se había instalado la reserva de la sesión; recordó que esta sesión se había acordado en la última reunión de 2021; hubo una senadora del MAS que también quedó al margen de esta reunión; los senadores opositores que participaron hicieron uso de su derecho a veto o rechazo del informe de la comisión.


“No podemos dar nombres ni grados, porque tiene su calidad de reserva, tiene una cadena de custodia, aunque ustedes verán en las redes sociales todos los nombres, eso no es mi responsabilidad, con todo respeto nosotros quisiéramos guardar con responsabilidad la reserva”, dijo al justificar su silencio sobre el proceso.


De acuerdo con la agenda que luego hicieron conocer los senadores, se logró el ascenso de los jefes miliares de dos promociones. “Ratificación de los ascensos de los altos grados del personal militar de las Fuerzas Armadas, promociones 1989-1990, y preclusión de las promociones 1987 y 1988 correspondientes a la legislatura 2021-2022”, señala la agenda que aprobó la mayoría del MAS.




Comentarios