Escucha esta nota aquí

En las últimas horas se ha empezado a viralizar en las redes sociales un almanaque de Vías Bolivia en el que aparece el director de esta institución Alejandro Sanjinés junto a la presidenta Jeanine Áñez, lo que ha provocado numerosas críticas. Desde la institución a cargo del peaje de las carreteras indicaron que el Estado no erogó ni un centavo para la realización de este material. 

El almanaque compartido en Facebook provocó la reacción de varios usuarios. Algunos compararon la actual gestión con la del expresidente Evo Morales, que fue muy criticada por realizar campaña mientras ejercía como jefe de Estado. 


En contacto con El Deber, desde Vías Bolivia confirmaron la existencia del calendario y manifestaron que es producto de un proceso iniciado a fines de 2019; sin embargo, aseguraron que esta institución no desembolsó ningún recurso por este material. 

Ha sido iniciativa exclusiva del director nacional, todo ha salido de su bolsillo, la institución no ha pagado ningún calendario”, aseguró Ronnie Antezana, responsable de Comunicación en Vías Bolivia.

Desde esta institución también informaron que el material comenzó a entregarse la primera semana de enero a las direcciones distritales de Vías Bolivia, por lo que se encuentra prácticamente en todos los peajes y retenes en el país; sin embargo, el 21 de enero se ha emitido una instructiva para que todo sea retirado. 

“El decreto nos agarró en offside. Era imposible saber que se iba a emitir una norma en este sentido”, justificó Antezana. 

El decreto al que hace referencia el funcionario es el promulgado el 21 de enero, que tiene la finalidad de evitar el “culto a la personalidad” de las autoridades. La norma prohíbe que se utilice el rostro de autoridades del Ejecutivo y de las empresas públicas para destacar su gestión.

"En 14 años de gestión de Evo Morales no sólo hemos vivido bochornosos actos de corrupción, sino también hemos vivido un vergonzoso acto de culto a la personalidad (...) los seguidores de Morales tenían que adularlo buscarle diversión para sus tiempos libres, escribirle canciones e himnos (...) los dictadores viven en sus sueños de inmortalidad", dijo la mandataria al momento de la promulgación. 

Ahora, al hacerse público el almanaque, en las redes le recuerdan esta normativa al actual Gobierno.

EL DEBER intentó contactarse con el secretario privado de la presidenta, Erick Foronda, para conocer la posición del Gobierno al respecto; sin embargo, no contestó las llamadas.