Escucha esta nota aquí

Santa Cruz de la Sierra, lunes 21 de octubre de 2019. Una multitud vigila en las afueras de Fexpocruz donde se ha instalado el centro de cómputo del Tribunal Electoral Departamental (TED). La desconfianza por lo que está ocurriendo adentro crece, al igual que en las demás capitales del país, donde los ciudadanos se han concentrado en el afán de vigilar el voto.​
Razones para desconfiar tienen de sobra, la principal está relacionada con la forma en que concluyó la jornada anterior, en la que se desarrollaron las elecciones para presidente de Bolivia en el periodo 2020-2025.

A las 19:40 del domingo 20 de octubre, el sistema de Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP) había difundido los resultados de votación al 83,76%. El MAS tenía 43,9%; Comunidad Ciudadana, 38,4%; PDC (Chi Hyun Chung) 8,7% y Bolivia Dice No (Óscar Ortiz) 4,5%. Con esos resultados se mantenía la posibilidad de una segunda vuelta entre Evo Morales (MAS) y Carlos Mesa (CC).

No obstante, al poco tiempo que se dieron a conocer los resultados, el TREP se detuvo. La situación empezaba a generar susceptibilidades y a despertar sospechas, las mismas que se acrecentaron al día siguiente.

Movilización

Los reclamos en el país por parte de la oposición, de las plataformas y de los comités cívicos no se hicieron esperar desde tempranas horas del lunes 21. Cuando los resultados no se actualizaron sino hasta 23 horas después de haberse hecho públicos el domingo. El Comité pro Santa Cruz convocó a la población a salir a defender su voto y la democracia del país. Por la noche retornó el conteo del TREP, pero la duda ya estaba instalada. Todo apuntaba a una manipulación de los resultados por parte del oficialismo con el fin de evitar la segunda vuelta y declarar vencedor a Evo Morales.

El presidente del ente cívico cruceño, Luis Fernando Camacho, convocaba a los medios para anunciar una reunión de emergencia con los cívicos, además del Conade y otras fuerzas políticas e instituciones del país. La convocatoria pretendía reunir a las instituciones en torno a una causa común y tomar las medidas que fueran necesarias para impedir que el MAS desconozca el voto ciudadano.

El Comité pro Santa Cruz declaraba paro cívico indefinido a partir de las 22:00 del martes 22 de octubre. Se sumaban a esta medida Cochabamba, La Paz, Chuquisaca, Tarija, Oruro y Beni. Para entonces Potosí ya llevaba 15 días de paro, impulsado por el Comité Cívico de Potosí (Comcipo).

Al caer la noche del lunes, la tensión en las afueras de la feria fue creciendo y derivó en enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas de seguridad, que respondían con gasificación a las piedras y petardos que recibían.

PRINCIPALES MOMENTOS

16:00. Manifestaciones

En Santa Cruz, una concentración de ciudadanos parte del Cristo hasta la plaza 24 de Septiembre. Otro grupo, que se ubicó desde la mañana afuera de la Feria Exposición, continúa ejerciendo presión mientras es vigilado por un centenar de policías.

19:30. Vuelve el TREP

Luego de 23 horas detenido, el sistema se reanuda y el Tribunal Supremo Electoral (TSE) informa que al 95.23% de los votos de Bolivia y el exterior, el candidato del MAS, Evo Morales, tiene un 46.86% de los votos contra 36.72% para Carlos Mesa, CC. Se descarta la segunda vuelta.

22:50. Paro indefinido

Desde las afueras de Fexpocruz, donde varias personas se encontraban en vigilia por el conteo de votos que realizan las autoridades del TED, el presidente del Comité pro Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, anuncia el inicio de un paro indefinido en el departamento desde las 22:00 horas del martes 22 de octubre.

Comentarios