Escucha esta nota aquí

Desde la madrugada de hoy y hasta el 4 de abril rige en todo el país el decreto 4199, a través del cual el Gobierno de la presidenta Jeanine Áñez declaró cuarentena total por 14 días contra el contagio y propagación del coronavirus (Covid-19), que hasta ayer por la tarde había contagiado 20 personas en todo el país.

La norma restringe la circulación diaria de personas a pie y de vehículos de transporte público y privado. Sin embargo, la norma también estable la posibilidad de que una sola persona por familia acuda a los centros de abastecimientos, de 8:00 a 12:00, para reabastecer la canasta familiar.

“En este momento, pido de corazón que no salgan de sus casas, en eso consiste la cuarentena y hay que tomarla realmente en serio”, dijo la presidenta poco antes del mediodía de ayer desde el Palacio de Gobierno.

La mandataria también recomendó mantener “la tranquilidad y la calma, porque nuestro primer enemigo es el virus, pero el segundo enemigo que tenemos es el pánico, a ambos los vamos a frenar con unidad y con serenidad”, recomendó.

El artículo 2 de la norma establece que “a partir de las cero (0) horas del día domingo 22 de marzo de 2020 hasta el día sábado 4 de abril de 2020, con suspensión de actividades públicas y privadas en atención a la declaración de emergencia sanitaria nacional”, por lo que las personas deberán mantenerse en sus casas y solo podrán realizar desplazamientos mínimos e indispensables una persona por familia, en el horario de la mañana de 7:00 a 12:00 del mediodía, a fin de abastecerse de productos e insumos necesarios en las cercanías de su domicilio o residencia.

El viceministro de Seguridad Ciudadana, Wilson Santamaría, explicó que todos los barrios del país cuentan con una escuela, un mercado y tiendas barriales, por lo que la persona que saldrá a hacer las compras diarias deberá hacerlo a pie, y en ningún caso en vehículo.

El artículo 7 señala: “Las personas que incumplan lo dispuesto por el presente Decreto Supremo, serán objeto de arresto de ocho (8) horas más la imposición de una multa pecuniaria por el monto de Bs 500, sin perjuicio del inicio de la denuncia penal correspondiente ante el Ministerio Público por la comisión de delitos contra la salud pública”.

El mismo artículo advierte que las personas que “inciten el incumplimiento del presente Decreto Supremo o desinformen o generen incertidumbre a la población, serán objeto de denuncia penal por la comisión de delitos contra la salud pública”, mientras que el parágrafo III establece que los establecimientos privados que incumplan lo dispuesto por el presente Decreto Supremo serán sancionados con el cierre del establecimiento; la reincidencia del mismo dará lugar a la clausura definitiva.

El decreto señala que excepcionalmente podrán circular durante la cuarentena en el horario de 6:00 a 13:00 personas que trabajan en tiendas de barrio, mercados, supermercados y centros de abastecimiento de artículos de primera necesidad. También podrán hacerlo las personas que necesiten atención médica y que se encuentren en situación de caso fortuito o fuerza mayor.

Para garantizar el abastecimiento, las empresas públicas y privadas, personas dedicadas a la producción de alimentos, la provisión de insumos, elaboración de productos de higiene y medicamentos, dedicadas a las actividades de abastecimiento o productores de artículos de primera necesidad deberán desarrollar sus actividades ininterrumpidamente o de acuerdo a la modalidad aplicable a su actividad, y proporcionar los medios de transporte y las autorizaciones correspondientes para el desplazamiento de su personal.

La jefa de Estado informó, asimismo, que el sistema bancario “atenderá todas las necesidades de las familias y de las empresas”. Informó que farmacias, hospitales, servicios y centros de salud “estarán abiertos con normalidad y en alerta”.

Luego del anuncio, las familias acudieron en masa a los centros de expendio, mercados, supermercados e incluso gasolineras. El viceministro Santamaría alertó que no era necesario porque el abastecimiento durante la cuarentena estará absolutamente garantizadas.

“El abastecimiento masivo, la llegada de productos de las provincias, verduras, hortalizas, productos cárnicos, será normal. También el combustible”, insistió Santamaría.

“Hicimos ajustes con la agencia de hidrocarburos, habrá abastecimiento en los cupos que siempre se garantizan, pese a que se dispuso que el transporte público y privado queda suspendido”.

Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos, por su parte, comunicará los centros de abastecimiento. “Hemos pedido que se aprovisione una muy buena cantidad, y estarán en los barrios que no tengan un surtidor de abastecimiento, en las tiendas y en camiones que recorrerán las ciudades con una periodicidad de 72 horas”.

La norma, en este sentido, señala que “Las empresas que prestan servicios de abastecimiento de gasolina, gas, diésel y otros carburantes, deberán desarrollar sus actividades de forma ininterrumpida”.

El viceministro manifestó que es una medida crucial, “países que son de primer mundo y tienen economías desarrolladas están hoy sumergidas en el caos. Tenemos un Gobierno serio y, en ese sentido, sabemos que hay preocupación por la economía, pero hay que poner en la balanza y hoy lo más importante es la vida”, dijo.

 

Reacciones

El diputado Édgar Montaño, del MAS, manifestó que esta cuarentena “llega tarde, principalmente a Santa Cruz, que es el primer departamento que tiene más infectados. Obviamente, hay gobiernos departamentales y municipales que fueron más rígidos y pudieron resguardar más la salud de la población. El Ministerio de Salud no hizo su trabajo y la población no supo a quién obedecer, si a la autoridad local o la nacional, o al ministro en transición, Aníal Cruz”.

Precisamente ayer, el ministro de Salud informó de que en Santa Cruz se confirmó el noveno caso de los 20 de coronavirus que existen en el país. Oruro está con ocho, Cochabamba, con 2, y La Paz, uno.

Por su lado, el candidato a la Presidencia por la alianza Libre 21, Jorge Quiroga, escribió en su cuenta de Twitter, que “después de 14 años masistas nuestro sistema de salud quedó diezmado en Bolivia. Mucha corrupción, gastos insulsos, palacios, aviones, estados y obras inservibles; ahora nuestros médicos enfrentan el coronavirus sin equipos ni insumos. Urge pedir ayuda de emergencia a China”.

Consultado, el postulante a la vicepresidencia por Creemos, Marco Pumari, manifestó el apoyo de su partido a la medida asumida por el Gobierno de Áñez. “Respaldamos la determinación, esto va mucho más allá de lo político. Son medidas que no queda otra que asumir. Lo que sucede en países de primer mundo como Italia es lamentable, tienen una crisis de salud tremenda”.

Montaño le respondió que es falso, y ese comentario busca llevar votos a su agrupación. Lo que quiero decir, es que en El Alto mataron a ciudadanos de Senkata, no socorrieron a sus familias, a los huérfanos y las viudas siguen deambulando de un lugar a otro, los insultan y les dicen salvajes. En vez de mandar un convoy de policías y militares, debieron mandar un convoy de médicos con seguridad, para que haga entender a la gente que esta pandemia no mide edades ni colores ni razas”.

El jefe de campaña de Comunidad Ciudadana, Ricardo Paz, manifestó que la cuarentena es una necesidad médica “que son tomadas sobre la base de información seria, en los pronósticos y en las tendencias que establecen las autoridades médicas. Lo único que podemos hacer como ciudadanos es acatar y respetar lo que se decidió”.

Se le consultó si CC apoya esta medida del Gobierno. “Lo que hay que hacer es acatar y respetar todo lo que sea bueno para la salud de la gente”.

El candidato presidencial Jorge Quiroga manifestó que respalda “sin reparos” la cuarentena decretada por el Gobierno “porque es la única manera probada en otros países de detener el corinavirus y salvar vidas.

“Mucha gente angustiada me dijo cómo voy a ganarme la vida cuando solo puedo hacerlo trabajando día a día. Comprendo, es el enorme drama de transportistas, albañiles, vendedores, gremialistas y de todos los bolivianos que si no trabajan no tienen ingresos, pero el coronavirus es una pandemia única e inédita. Solo países que aislaron a su gente severamente la han detenido y salvado vidas. Los que actuaron tarde, en Europa y Estados Unidos, hoy lamentan las consecuencias”.

Comentarios