Escucha esta nota aquí

La crítica es coincidente entre los opositores. Tiene que ver con la metodología y se concentra en el hecho de que los integrantes del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI-Bolivia), designado por la Comisión Interamericana de Derechos humanos (CIDH), permitió que un grupo de al menos 80 personas acose y no deje hablar a la periodista Casimira Lema. Al final, la audiencia fue suspendida.

Esta comisión de expertos investiga los hechos violentos ocurrido entre octubre y noviembre del año pasado en Senkata, Sacaba, Montero y Potosí, producto de la denuncia de fraude en las elecciones generales promovidos, supuestamente, por el MAS.

El comentario más duro fue el del expresidente Jorge Quiroga. Tuto dijo en su cuenta de Twitter: “Inaudito desatino de GIEI-CIDH en Bolivia: en el Día Internacional contra la Violencia de Género permiten y facilitan que Casimira Lema sea atacada por el MAS en noviembre de 2019, y vuelva a ser acosada en plena sesión de GIEI. Atacar a las víctimas que denuncian es duplicar la agresión”.

La casa de la presentadora de Televisión Universitaria (TVU), de La Paz fue quemada por una turba afín al MAS la noche del 10 de noviembre del año pasado, tras la renuncia de Evo Morales.

Casimira Lema, en un video grabado en la audiencia, señaló: “Vengo al igual que ustedes a pedir justicia. Nadie tiene por qué haber perdido a alguien, nadie tiene por qué sufrir la quema de su casa. Yo vengo a pedir justicia también. Lo único que he hecho es cumplir con mi trabajo que es informar”, alcanzó a decir, mientras que los asistentes le gritaban “mentirosa” y “golpista”. Los miembros de la comisión, llamaron a la calma a la gente, pero no impidieron la nueva agresión verbal.

Este medio se comunicó con Lema, quien dijo que por ahora prefiere no hacer declaraciones.

La jefa de bancada de Comunidad Ciudadana (CC) en el Senado, Andrea Barrientos, comentó que Casimira Lema sufrió un acto de “acoso”, de “revictimización” y “en el marco de un día que marca la lucha contra la violencia de género, es terrible”, manifestó.

“No termino de entender, la CIDH contrata a este equipo y ¿por qué ese equipo permite que se vulneren los derechos humanos de la periodista?, ¿por qué se toman declaraciones en un contexto abierto? Me temo que hay una parcialización evidente, sobre todo porque debe coordinar directamente con el Gobierno”, dijo.

Por su parte, el diputado Erwin Bazán, de Creemos, criticó que maltrataron a la periodista. “Si la CIDH no muestra que viene a hacer un trabajo imparcial, integral y serio, pues solita desacreditará su informe final”, manifestó y subrayó que en los últimos años esta instancia ha emitido informes favorables a la narrativa de los gobiernos populistas y de izquierda en América Latina, acotó.

El GIEI se reunió syer con el procurador Wilfredo Chávez y pidió información sobre el ordenamiento legal que hay en el país. La autoridad remarcó que la principal expectativa de su despacho es que se garantice el derecho a la verdad y que todas las familias y personas afectadas por esos “luctuosos hechos”, obtengan justicia.

Comentarios