Escucha esta nota aquí

El capitán José Vargas Barrón se convirtió en el séptimo oficial de Policía que fue dado de baja por el Tribunal Disciplinario de la Policía de Cochabamba por el caso motín policial de 2019. Su abogado, Patricio Vargas adelantó que apelarán a este fallo y también iniciarán un proceso por prevaricato contra los jueces policiales que juzgaron a su cliente.


“Cuando sea notificado oficialmente vamos a accionar la apelación ante el Tribunal Disciplinario Nacional y también vamos a procesar a los jueces porque nunca tomaron en cuenta la prueba de descargo y la mejor prueba es que ninguno de los comandantes pudo identificar a mi cliente”, dijo el profesional.


En enero de este año, el viceministro de Descolonización, Pelagio Condori presentó una denuncia contra 26 policías por el motín de 2019, que fue uno de los hechos que provocó la renuncia de Evo Morales, según argumentan desde el centralismo. Hasta el momento, todos los acusados se declararon inocentes de los cargos.


Instigar o liderar motines, abandonar el servicio, deshonra de los símbolos patrios, crear logias o agrupaciones en contra de la institución, fueron las principales faltas por las que el oficial fue separado de la institución verde olivo.


Hasta el momento, el Tribunal policial de Cochabamba ya separó al coronel, Nelson Flores; a los mayores Jhamil Sandy Gonzales y Jorge Salazar Ramírez; a los capitanes Ivonne Barrenechea, Edwin Silva García y Marcelo Gutiérrez. Este lunes se sumó el capitán José Vargas.


El abogado defensor dijo que ellos presentaron cuatro testigos de descargo y ninguno fue tomado en cuenta. De acuerdo con esta versión, el capitán Vargas se encontraba en la localidad de Quillacollo el 8 de noviembre cuando se produjo el motín en Cochabamba y por tanto no pudo estar en dos lados al mismo tiempo.


Lamentó que los jueces hayan aceptado un video de seis segundos donde supuestamente se ve a su cliente en compañía del líder de la Resistencia Juvenil Cochala (RJC), Yassir Molina; pero los dos principales comandantes de la UTOP en esa ciudad, no pudieron identificar al jefe policial como parte del motín.


Asimismo, dijo que el peritaje que presentaron tampoco fue tomado en cuenta y solo se tomó como válida la conclusión del Instituto de Investigaciones Técnico Científicas (IITCUP). El experto que presentaron dijo que el informe de ese laboratorio no establece el porcentaje de probabilidad de identificación y no podría ser válida en un proceso.  

Comentarios