Escucha esta nota aquí

El Tribunal de Sentencia Nº 3 determinó este viernes interponer medidas cautelares en contra del exprefecto de Cochabamba, Manfred Reyes Villa, por las presuntas irregularidades en la construcción de la represa Kecoma. La información fue brindada por el director de Asuntos Jurídicos y Normativos de la Gobernación de dicha región, José Gutiérrez. 

“Nos hemos hecho presentes, a las 9:00, en la audiencia de medida cautelar y el tribunal decidió aplicarle medidas cautelares al señor Manfred Reyes Villa, consistentes en la presentación cada 15 días ante la autoridad fiscal, arraigo y la presentación de dos fiadores en el caso concreto de la represa Kecoma. Seguramente el tribunal va a analizar y va a señalar la audiencia de juicio oral”, declaró a los periodistas. 

Gutiérrez sostuvo que a la exautoridad departamental se le acusa de manera general por los delitos de incumplimiento de deberes y conducta antieconómica, previstos en los artículos 224 y 154 del Código Penal. 

“El hecho (comisión) radica en la suscripción de un contrato en el que se estipulaba que cualquier modificación o decisión tenía que pasar por un consejo técnico y en el caso concreto no hubo esa observancia; se hizo modificaciones apartándose del contrato y generó que se hiciera una construcción con deficiencias, una infraestructura inadecuada, provocando un daño económico al estado”, explicó. 

Remarcó: “Como gobierno autónomo departamental hemos solicitado la detención preventiva; la Fiscalía y la Procuraduría solicitaron la aplicación de medidas sustitutivas; estas solicitudes fueron evaluadas y compulsadas por el Tribunal que decidieron aplicar las medidas sustitutivas”. 

La Gobernación se constituye en este y otros 14 procesos contra el exprefecto de Cochabamba, en parte denunciante, querellante y víctima. “Algunos ya tienen sentencia, de otros se van a sustanciar el juicio oral, otros están en grado de apelación y otros en grado de casación”, finalizó el director.

En enero de este año, Manfred Reyes Villa (exalcalde y exgobernador de Cochabamba), dejó EEUU y llegó a Bolivia, tras 10 años de 'exilio', debido a varios procesos judiciales que le inició el expresidente Evo Morales.