Escucha esta nota aquí

Maximiliano Dávila rompió el silencio. El exjefe antinarcóticos fue trasladado este martes, pasadas las 13:00, a la cárcel de San Pedro de La Paz y acusó al ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, de pretender “incriminar” al expresidente Evo Morales.

Cuando era escoltado al interior del penal paceño, el exjefe antinarcóticos aseguró que es inocente y denunció que se vulneran procedimientos con su detención, registrada el fin de semana, en Villazón, a pocos metros de la frontera con Argentina.

El exdirector de la Fuerza Antidrogas es procesado por presunta legitimación de ganancias ilícitas y figura dentro de un informe de la DEA por actividades relacionadas con el tráfico de drogas. También sostuvo que el ministro es un “pequeño burgués” que no sabe lo que hace.

“(Del Castillo) ha violado todos los procesos. Responsabilizo al ministro de Gobierno, porque lo está queriendo incriminar al expresidente Evo Morales”, afirmó el exjefe policial, cuando ingresaba a la cárcel.

Sus declaraciones:


En medio del forcejeo, Dávila agregó: “Soy inocente, soy víctima de ese pequeño burgués que es el Ministro de Gobierno, pequeño burgués que no sabe lo que hace en este Estado Plurinacional Comunitario”.

La Fiscalía anunció que ampliará la investigación a la familia del exjefe policial, debido a que existirían cuentas bancarias y propiedades que le pertenecen, pero fueron registradas a otros nombres. La indagación comenzó el viernes y aún se evalúa se abrir otro proceso por narcotráfico.

Durante su presentación ante los medios de comunicación, luego de su captura, el coronel de servicio pasivo mostró una actitud desafiante y no dejó de fijar la mirada sobre actual comandante de la institución del orden, Jhonny Aguilera; incluso, antes de abandonar la sala, se le escuchó decir “vamos a ver”.

Tras lo ocurrido, Aguilera admitió que tuvo amistad con el exjefe antinarcóticos, justificó su reacción por el “mal momento que pasa” y aseguró desconocer las operaciones que realiza la Felcn.

Comentarios