Escucha esta nota aquí

La exministra Amanda Dávila afirmó que es víctima de “persecución judicial y odio político”, luego de que el lunes el Ministerio de la Presidencia anunciara una querella penal en su contra por usar la editorial del Estado como “casa de campaña del MAS”, por la impresión de afiches y calendarios con la imagen de Evo Morales.

Mediante su cuenta en Twitter, la exautoridad señaló que “el Gobierno recicla sus fallidas denuncias con fines electorales porque no tiene propuestas”, para “justificar la intervención ilegal” a ese espacio.

Ayer el ministro Yerko Núñez, oficializó la querella penal contra Dávila por la presunta comisión de los delitos de uso indebido de influencias, incumplimiento de deberes, conducta antieconómica y uso indebido de bienes y servicios.

Sostuvo que inicialmente se evidencia un daño económico de Bs 150.000. Existen declaraciones de testigos que confirmarían las irregularidades administrativas en las órdenes para trabajos realizados.

Entre los hallazgos están 100.000 afiches de Evo Morales, 100.000 afiches ‘vamos bien’, 100.000 calendarios de bolsillo y 100.000 calendarios de pared, ordenados por el Ministerio de Relaciones Exteriores y 12.000 cajas para discos.