Escucha esta nota aquí

Los contactos vía internet se intensificaron desde el martes en la ciudad de El Alto entre los dirigentes sectoriales y vecinales luego de observar el video en el que Evo Morales alude a esta ciudad y sus autoridades, así describió el ex dirigente de la COR (Central Obrera Regional), Roberto de la Cruz, quien dijo que Morales debe pedir disculpas a esta ciudad.


“En mi condición de dirigente de la Guerra del Gas 2003 y hoy abogado maestrante, exijo por segunda vez que el señor Evo Morales pida disculpas de rodillas por semejante desprecio que nos había tenido al heroico pueblo de El Alto. Los aimaras de El Alto, jamás olvidaremos este desprecio”, dijo de la Cruz en contacto telefónico.


El lunes saltó a la luz pública un video grabado en mayo de este año, cuando Evo Morales explicaba las estrategias que siguieron para ganar las elecciones generales. En el mismo alude a la ciudad de El Alto y la posibilidad de que Eva Copa hubiera sido presidenta del Estado, esa alusión molestó a los dirigentes.


“Ahora que hemos escuchado por sus propias palabras a Evo Morales, hemos determinado hacer trámite político de divorcio con la vieja rosca del MAS de Evo Morales”, dijo el dirigente alteño y añadió que como el jefe del MAS no quiere pedir disculpas, entonces él es historia pasada para El Alto.


Para el diputado alteño Juanito Angulo (MAS) las palabras de Morales solo reflejan una estrategia que tenía el objetivo de recuperar la democracia a través de las elecciones y justificó esas acciones


“Lo que se trataba (en el proceso electoral) era el destino del país y el destino del país era la recuperación de la democracia. En ese aspecto se justifica los hechos y la recuperación a través de la manifestación de la población”, dijo el legislador que representa a El Alto.


Para de la Cruz, lo único que quedó de todo este periodo, 2019-2020 y 2021, es la división interna del país que debe ser restaurada y dijo que junto con las organizaciones de El Alto están en la búsqueda de puentes que unan oriente con occidente, dejando de lado el discurso de confrontación que esgrime Morales.


  

Comentarios