Escucha esta nota aquí

Un decreto aprobado por el Gabinete de ministros instruye la baja de las multas e infracciones contra los propietarios de vehículos que infringieron la cuarentena, dispuesta durante la administración de Jeanine Áñez.

La disposición indica que se asume la medida “a fin de coadyuvar a las familias bolivianas que debido a la desproporcionalidad de las sanciones y la falta de ingresos a causa de la Covid-19, no pudieron cubrir las multas hasta la fecha”.

En marzo se prohibió la circulación de vehículos, por decreto 4199, como parte de la cuarentena, con sanciones para los infractores de Bs 500 y además de arresto para los choferes. Otro decreto, 4200, sube la multa hasta Bs 2.000 e incorpora el secuestro del motorizado hasta la conclusión de la cuarentena.

Ahora, la nueva medida indica que “la Policía boliviana procederá a la baja en los registros de infracciones y multas bajo su administración, de los vehículos cuyos conductores fueron sancionados en el marco de lo señalado en los Decretos Supremos N° 4199 y N° 4200, sin necesidad de solicitud previa, correspondiendo el cese inmediato de toda restricción sobre el vehículo”.

Sin embargo, no explica qué sucederá con los conductores que cancelaron esas sanciones durante la etapa de confinamiento, quienes tuvieron que erogar los Bs 500 de la primera norma o los Bs 2.000 de la segunda.

Comentarios