Escucha esta nota aquí

El paro nacional de este lunes 11 de octubre busca defender la democracia y evitar la aprobación y aplicación de leyes “atentatorias” a la libertad, y frenar la percusión política, de acuerdo con al menos 10 sectores que promueven la medida.

Gremiales, los transportistas de algunas ciudades, el Colegio Médico de Bolivia, el Comité de Defensa de la Democracia (Conade), Comités Cívicos de Santa Cruz, Potosí, Cochabamba, Beni y Tarija; las alcaldías de La Paz, Cochabamba y Santa Cruz, la Gobernación cruceña, plataformas ciudadanas y organizaciones políticas consideran que la Ley Contra la Legitimación de Ganancias Ilícitas vulnera derechos de los bolivianos porque permitirá al Gobierno investigar bienes a sola sospecha.

De igual manera, aseguran que la Ley 1398 de Registro de Comercio politiza el servicio de inscripción de empresas.

Por otra parte, la medida pretende poner un alto a la persecución judicial y política a personas que piensan contrario al Gobierno, como el Gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho; el alcalde de Cochabamba, Manfred Reyes; el alcalde de La Paz, Iván Arias, o la presidenta de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos, Amparo Carvajal, entre otras personas.

Finalmente, el paro nacional busca defender la democracia, que -a decir de la oposición- atraviesa por uno de sus peores momentos en 39 años, debido al abuso de poder que se aplica desde el Gobierno del MAS.  

Comentarios