La oficina anticipó que Gudelia Botitano puso resistencia a su arresto y que no sufrió agresiones

28 de septiembre de 2022, 19:34 PM
28 de septiembre de 2022, 19:34 PM

La renovada oficina de la Defensoría del Pueblo solicitará la lista de los policías que intervinieron en el aparatoso operativo policial contra cuatro dirigentes de Adepcoca y el arresto de una de ellas. Anuncia una investigación por posible abuso policial aunque anticipa que la dirigente cocalera, Gudelia Botitano, puso resistencia a su arresto y no sufrió agresiones.

“Se solicitará la lista de policías que intervinieron en el operativo, a efectos de indagar sobre los excesos policiales que se habrían cometido en contra de otros dirigentes cocaleros que se encontraban con la señora Gudelia Botitano, ya que el accionar de la Policía debe enmarcarse al respeto a la vida e integridad de quienes están sometidos a un proceso penal”, señala un comunicado de la institución.

La mañana de este miércoles, cuatro dirigentes de Adepcoca, Gudelia Botitano, Rosalba Vargas, Mónica López y Carlos Choque fueron hostigados por la Policía. Fueron interceptados cuando retornaban de las instalaciones de la Defensoría del Pueblo a donde acudieron para entregar una carga. La misiva pide la intervención del nuevo Defensor del Pueblo para resolver el conflicto cocalero en Los Yungas.

Los incidentes ocurrieron en la zona de Miraflores, ladera este de la ciudad- En un inicio lograron escabullirse de la Policía. En la huida, Botitano cayó en unas gradas y ese fue el momento de su aprehensión.

“Un equipo defensorial sostuvo una entrevista con la dirigente afectada, quien informó que fue aprehendida por personas vestidas de civil, en un número aproximado de tres, quienes la introdujeron a un vehículo de manera forzosa, toda vez que ella puso resistencia, y que durante el traslado a la FELCC no sufrió ninguna agresión”, resalta el texto.

Las otras tres personas que logaron zafarse de la persecución denunciaron el hostigamiento policial. Botitano se descompensó en las celdas de la Felcc y tuvo que ser trasladada a un centro hospitalario.

“El médico legal del Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura realizó una valoración e identificó un moretón en el muslo derecho que no reviste gravedad y sugirió al fiscal de Materia, Carmelo Laura, que el Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) proceda a revisarla nuevamente, a fin de velar por su salud e integridad. La Defensoría del Pueblo efectuará seguimiento a la realización de dicha valoración médico legal”, señala otra parte del comunicado.

En el mismo comunicado, la institución que vela por el respeto a los derechos humanos recuerda al Ministerio Público y a la Policía Boliviana que están obligados a garantizar el debido proceso y que el uso de la fuerza corresponde cuando es estrictamente necesario. También demandó a los operadores de justicia que su accionar esté en apego a los principios de presunción de inocencia.