Escucha esta nota aquí

La represión policial contra una protesta de cuatro activistas de la agrupación Ríos de pie en plaza Murillo recibió la condena desde la Defensoría del Pueblo que emitió un comunicado de prensa sobre esos hechos.


La institución defensorial lamenta que nuevamente la Policía boliviana incurra en actos violentos, cuando su rol es precautelar los derechos y la seguridad de la población boliviana, sobretodo de las poblaciones en situación de vulnerabilidad como son las mujeres”, señala parte del comunicado.


La mañana de este miércoles, cuatro activistas de la agrupación llegaron hasta plaza Murillo y se sentaron en puertas de la Asamblea exhibiendo carteles que pedían reponer los 2/3 en las decisiones de las cámaras de Diputados y Senadores. Su protesta logró juntar a otras personas y también llegaron militantes del MAS y se desató una confrontación de gritos. Las cuatro personas fueron sacadas por efectivos de la UTOP hacia la calle Comercio.


“La Defensoría del Pueblo exige y reitera su demanda a las autoridades de la Policía boliviana para que se asuman medidas correctivas ante este tipo de atropellos e inicien las investigaciones correspondientes para determinar la responsabilidad de los efectivos policiales involucrados”, señala otra parte del comunicado de la Defensoría.


Las manifestantes denunciaron el abuso policial y afirmaron que el nuevo gobierno no está posesionado y los abusos de esa gestión ya se notan; aunque en este momento el gobierno está a cargo de Jeanine Áñez.