Escucha esta nota aquí

La Defensoría del Pueblo emitió un pronunciamiento en el que rechaza la obstaculización al trabajo de los periodistas. Se registraron ataques e intimidaciones a trabajadores de la prensa en Santa Cruz y Cochabamba.

“La Defensoría del Pueblo exhorta al Estado boliviano a garantizar el trabajo de los medios de comunicación y reforzar la protección de los trabajadores de la prensa”, señala el comunicado de esa institución.

El viernes, en la ciudad de Santa Cruz, según un pronunciamiento de la Asociación Nacional de la Prensa (ANP), un fotógrafo de EL DEBER fue agredido e impedido de realizar su labor por la seguridad del presidente Luis Arce, durante la apertura de la Expocruz.

De igual manera, ayer, de acuerdo con la denuncia del medio afectado, otro periodista de Opinión fue agredido y golpeado por simpatizantes del alcalde cochabambino, Manfred Reyes Villa, en la plaza 14 de Septiembre, cuando éste intentaba filmar la expulsión violenta de una persona ebria.

“La Defensoría del Pueblo censura esas agresiones y recuerda que la declaración de principios de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), respecto a la libertad de expresión, señala que la amenaza e intimidación a los comunicadores sociales, así como la destrucción de los medios de comunicación, viola los derechos fundamentales de las personas y coarta severamente la libertad de expresión”, agrega el pronunciamiento.

Comentarios