Escucha esta nota aquí

La Defensoría del Pueblo pidió al Ministerio Público iniciar las acciones legales correspondientes por las reiteradas invocaciones a conformar un “Gobierno civil-militar-policial” que buscan desconocer los resultados de las elecciones generales del 18 de octubre, y se constituirían en delitos de conspiración y sedición que además atentan contra la paz y la unidad del país.

“El Ministerio Público debe actuar conforme a la normativa e iniciar las acciones correspondientes, pues estos llamamientos se constituirían en delitos de conspiración y sedición, que  atentan en contra de la seguridad interna del Estado y que podrían servir como caldo de cultivo para hechos de violencia, y la sociedad boliviana merece que se gestionen espacios de diálogo, paz, respeto y ejercicio pleno de los derechos, en los cuales las pretensiones personales y grupales no tengan cabida dado que sólo afectan al pueblo boliviano”, dijo la titular de esa instancia, Nadia Cruz.

Para la autoridad, esos pedidos ponen en riesgo la democracia y la soberanía de nuestro país, pues evocan pasajes oscuros de la historia, cuando las dictaduras dejaron desaparecidos y fallecidos, y además considera que son impertinentes e irracionales, pues no velan por la paz y unidad nacional e impiden cerrar las heridas dejadas por los hechos de octubre y noviembre de 2019, que también derivaron en personas fallecidas y heridas.

“Recordamos a las Fuerzas Armadas y a la Policía Boliviana que todas sus acciones deben enmarcarse en la Constitución Política del Estado para así preservar la paz, unidad y el orden democrático en el país”, enfatizó la Defensora.

La autoridad observó que la instalación de vigilias y circulación de videos y convocatorias, tanto en redes sociales como en medios de comunicación, muestran la intención de promover el desconocimiento de los resultados de las elecciones nacionales del 18 de octubre, que fueron reconocidas por el Gobierno, instituciones internacionales y misiones de observación de varios organismos internacionales, los cuales no detectaron indicio alguno de fraude.