Escucha esta nota aquí

La Defensoría del Pueblo pidió a la Asamblea Regional del Gran Chaco suspender, a la brevedad a la posible, al asambleísta Julio César Ferreira, acusado de la violación y abuso sexual de tres niñas y un niño, para garantizar el desarrollo del proceso penal en su contra, sin injerencia política o pública de por medio.

Mediante una nota remitida al presidente y vicepresidenta, Mario Aldana y María René Barrios, de esa instancia, la defensora, Nadia Cruz, exhortó a esas autoridades, a aplicar los procedimientos establecidos en la normativa vigente para alejar de su cargo al asambleísta, para garantizar el desarrollo del proceso penal sin injerencia política o pública.

Ferreira, mediante memorial, solicitó continuar ejerciendo el cargo de asambleísta justificando su inasistencia a las sesiones de la Asamblea por encontrarse con detención preventiva. De igual forma, pidió seguir trabajando en la modalidad de teletrabajo y para ello requirió a las autoridades de Régimen Penitenciario el uso de equipos electrónicos.

Él fue aprehendido el 27 de abril, tras ser acusado de violencia y abuso sexual contra tres niñas y un niño de entre 4 y 7 años de edad, todos con parentesco familiar con el presunto agresor, quien tiene detención preventiva. 

El hecho se habría producido en la localidad de Puesto Uno en el municipio tarijeño de Villa Montes.