Escucha esta nota aquí

A medida que se acerca el día y la hora para la declaración en la Fiscalía de La Paz del gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, por el supuesto ‘golpe’ de Estado, las tensiones suben de uno y de otro lado. El ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo, afirmó que existen grupos no identificados que podrían atentar contra la integridad de Camacho.

"Existiría un grupo de personas que quisieran atentar contra la integridad de Luis Fernando Camacho; sin embargo, estamos desplegando todos los operativos de inteligencia para evitar que esto suceda. Hay que brindarle seguridad, como si fuera cualquier ciudadano que va a prestar una declaración, ya sea un homicida, ya sea un asesino o ya sea una persona que confabuló para matar. Le vamos a prestar todas las garantías”, dijo Del Castillo.

Esta revelación causó molestia en la Gobernación de Santa Cruz. El secretario departamental de Justicia, Efraín Suárez, calificó las declaraciones de Del Castillo de “irresponsables”.

“El ministro tiene la obligación de prestar seguridad no solo al gobernador Luis Fernando Camacho, sino a todos los ciudadanos de este país. No puede ni debe convertirse en vocero de grupos irregulares ni andar corriendo amenazas de forma pública”, manifestó Suárez.

La autoridad cruceña añadió que las declaraciones de Del Castillo pueden generar un atentado contra la integridad física del gobernador. “Es una afrenta a todo el departamento, ya que con estas declaraciones irresponsables (el ministro Eduardo Del Castillo) está generando un clima de violencia verbal, que puede conducir a más violencia y sobre todo, atentar contra la vida del gobernador Luis Fernando Camacho Vaca”, advirtió.

Camacho confirmó que se presentará a declarar el 7 de octubre en la Fiscalía paceña. El gobernador de Santa Cruz es investigado a raíz de una denuncia de la exdiputada masista Lidia Patty, por los hechos de 2019, que derivaron en la renuncia a la presidencia y posterior salida del país de Evo Morales.

En la jornada de ayer, mediante un comunicado, Camacho ratificó que viajará a La Paz, pero lanzó un mensaje en el que habló lo ocurrido en 2019 sindicando a Morales. “De lo que pasó en 2019, Evo y yo somos responsables: él por hacerle un fraude a la patria y yo por defenderla”, disparó.

Camacho es acusado de los supuestos delitos de sedición, terrorismo y conspiración por promover los 21 días de movilizaciones y paro a escala nacional por los resultados de las elecciones fallidas de octubre de 2019.

Comentarios