Escucha esta nota aquí

El ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo, afirmó este martes que ni esa instancia ni la Policía Boliviana son responsables de la autorización de vuelos en el aeropuerto de Chimoré (Cochabamba), pero enfatizó que se realizaron todos los controles para garantizar que las aeronaves no transporten droga.

“Hay que aclarar que el Ministerio de Gobierno ni la Policía boliviana autorizan los vuelos, es un tema del Ministerio de Obras Públicas y su (entidad) descentralizada”, dijo la autoridad en conferencia de prensa.

Manifestó que los informes de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn) sostienen que “no existió ningún vuelo irregular” y que la Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares de Navegación Aérea (Aasana) remitió el detalle sobre las operaciones que se iban a realizar el 10 de marzo.

“Para la Felcn no existió ningún vuelo irregular, correspondientemente la dirección de Aasana nos ha pasado los planes de vuelo y ha solicitado la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico que realice las medidas previas para ver si no se transportaban sustancias controladas en estas avionetas, se ha desplazado a efectivos y hemos demostrado con informes e imágenes que no existía ningún vuelo irregular en el Trópico cochabambino”, acotó Del Castillo.

Declaraciones de la autoridad:


El hecho ocasionó la destitución del director general de Aasana, Ronny Balderrama, por la reapertura del aeropuerto de Chimoré sin autorización; aunque él sostiene que el titular de Obras Públicas, Édgar Montaño, dio aval para que se reanuden las operaciones.

“Son 36 operaciones que se han realizado, eso no significa que fueran 36 naves o 36 vuelos, una operación puede ser un aterrizaje o un despegue, se han controlado más de 15 avionetas en este día, el 10 de marzo”, agregó el ministro de Gobierno.

Comentarios